miércoles, 23 de julio de 2014

POR SANTA ROSA ME VOY AL RÍO



















Escribe: Juan Carlos Serqueiros

Quizá quienes hayan andado por los pagos correntinos sepan la historia de esta canción. Para aquellos quienes no la conozcan, se las cuento:
Santa Rosa es una estancia que está situada a pocos kilómetros (tres o cuatro a lo sumo) de Itatí. Del pueblo parte un camino vecinal que lleva al sitio, y a las barracas del río Paraná, camino este que se "despertaba" al amanecer con el pregón de Rolón, el vendedor de sandías, y que se desandaba en las tardecitas con el transitar por él de Dorico, el "loco del pueblo" que volvía a su ranchito. Esos son los personajes a quienes se menciona en la letra.
Dorico era un loco bueno que tenía una obsesión: no quería que le pisaran su sombra, porque ella era su única amiga; y un día temió que un camión que por allí pasaba, lo hiciera; entonces, para evitarlo, se tiró, algunos dicen que abajo del camión, muriendo arrollado; y otros que al arroyo San Juan, ahogándose.
La tragedia de Dorico, que prefirió morir a vivir sin su única amistad, le inspiró a Juan “Cacho” González Vedoya la poesía que, musicalizada por Antonio Tarragó Ros con una bellísima melodía; se convierte en este sentido y hermoso chamamé.

POR SANTA ROSA ME VOY AL RÍO
(Antonio Tarragó Ros-Juan González Vedoya)

Camino de Santa Rosa te estás borrando
camino donde la luna andaba de a pie,
Rolón por las madrugadas te despertaba,
Dorico te regresaba al anochecer.
Tu siesta me está llamando desde el verano,
aroma de tus pichanas y cielo azul,
a pierna suelta se duerme tu cambá bolsa,
borracho con vino dulce de guapurú.
Por Santa Rosa me voy al río,
pinto mis manos de azules,
tiño mis ojos de verdes,
lleno mi boca de grillos;
por Santa Rosa me voy al río.
Una luna lavandera trajo la noche,
con un atado de ropas para lavar,
una luna lavandera está de cuclillas
y en el arroyo retuerce su delantal.
Camino de Santa Rosa te estás borrando,
qué lejos en tus barrancas está el morir,
tu cielo toca mi frente si te regreso
y el sol madura en arena y ñangapirí.
Por Santa Rosa me voy al río…

No hay comentarios:

Publicar un comentario