viernes, 23 de diciembre de 2011

PALABRA DE BELGRANO

























"Procurando indagar en la historia de los pueblos las causas de la extinción de su existencia política, habiendo conseguido muchos de ellos un renombre que ha llegado hasta nuestros días, en vano hemos buscado en la falta de religión, en sus malas instituciones y leyes, en el abuso de autoridad de sus gobernantes, en la corrupción de costumbres y demás.
Después de un maduro examen y de la reflexión más detenida, hemos venido a inferir que cada uno de aquellos motivos y todos juntos no han sido más que causas, o mejor diremos, los antecedentes que han producido la única, la principal, en una palabra, la desunión.
Esta sola voz es capaz de traer a la imaginación los más horribles desastres que con ella pueda sufrir una sociedad, sea cual fuere el gobierno que la dirija: basta la desunión para originar guerras civiles, para dar entrada al enemigo por débil que sea, para arruinar el imperio más floreciente.
Por el contrario la unión ha sostenido a las naciones contra los ataques más bien meditados del poder, y las ha elevado al grado de mayor engrandecimiento, hallando por su medio cuantos recursos han necesitado en todas las circunstancias o para sobrellevar sus infortunios, o para aprovecharse de las ventajas que el orden de los acontecimientos les ha presentado.
Ella es la única capaz de sacar a las naciones del estado de opresión en que las ponen sus enemigos, de volverlas a su esplendor y de contenerlas en las orillas del precipicio: infinitos ejemplos nos presenta la historia en comprobación de esto; y así es que los políticos sabios de todas las naciones, siempre han aconsejado a las suyas que sea perpetua la unión, y que exista, del mismo modo, el afecto fraternal entre todos los ciudadanos.
Por lo tanto es la joya más preciosa que tienen las naciones." 
(Manuel Belgrano, en "El Correo de Comercio", edición del 19 de mayo de 1810)

Mi general... pobre mi general Belgrano! GRACIAS por TANTO, y PERDÓN por tan poquito... Cómo duele a veces esta patria mía, cómo duele!...

PÍNTAME ANGELITOS NEGROS




















PÍNTAME ANGELITOS NEGROS
Poema de Andrés Eloy Blanco (Venezuela)

¡Ah mundo! La Negra Juana,
¡la mano que le pasó!
Se le murió su negrito,
sí señor.—Ay, compadrito del alma,
¡tan sano que estaba el negro!
Yo no le acataba el pliegue,
yo no le acataba el hueso;
como yo me enflaquecía,
lo medía con mi cuerpo,
se me iba poniendo flaco
como yo me iba poniendo.
Se me murió mi negrito;
Dios lo tendrá dispuesto;
ya lo tendrá colocao
como angelito del Cielo.
—Desengáñese, comadre,
que no hay angelitos negros.Pintor de santos de alcoba,
pintor sin tierra en el pecho,
que cuando pintas tus santos
no te acuerdas de tu pueblo,
que cuando pintas tus Vírgenes
pintas angelitos bellos,
pero nunca te acordaste
de pintar un ángel negro.Pintor nacido en mi tierra,
con el pincel extranjero,
pintor que sigues el rumbo
de tantos pintores viejos,
aunque la Virgen sea blanca,
píntame angelitos negros.No hay pintor que pintara
angelitos de mi pueblo.
Yo quiero angelitos blancos
con angelitos morenos.
Ángel de buena familia
no basta para mi cielo.Si queda un pintor de santos,
si queda un pintor de cielos,
que haga el cielo de mi tierra,
con los tonos de mi pueblo,
con su ángel de perla fina,
con su ángel de medio pelo,
con sus ángeles catires,
con sus ángeles morenos,
con sus angelitos blancos,
con sus angelitos indios,
con sus angelitos negros,
que vayan comiendo mango
por las barriadas del cielo.Si al cielo voy algún día,
tengo que hallarte en el cielo,
angelitico del diablo,
serafín cucurusero.Si sabes pintar tu tierra,
así has de pintar tu cielo,
con su sol que tuesta blancos,
con su sol que suda negros,
porque para eso lo tienes
calientito y de los buenos.
Aunque la Virgen sea blanca,
píntame angelitos negros.No hay una iglesia de rumbo,
no hay una iglesia de pueblo,
donde hayan dejado entrar
al cuadro angelitos negros.
Y entonces,
¿adónde van,angelitos de mi pueblo,
zamuritos de Guaribe,
torditos de Barlovento?Pintor que pintas tu tierra,
si quieres pintar tu cielo,
cuando pintes angelitos
acuérdate de tu pueblo
y al lado del ángel rubio
y junto al ángel trigueño,
aunque la Virgen sea blanca,
píntame angelitos negros.

-Andrés Eloy Blanco-

Y aquí tienen un enlace a YouTube de este hermoso poema hecho canción, musicalizada la lírica de Andrés Eloy Blanco con la melodía compuesta por Manuel Alvarez Maciste, en la excelente versión de Los Olimareños:

 

CUARTITO AZUL




















Escribe: Juan Carlos Serqueiros

El tango Cuartito azul fue compuesto por Mariano Mores en base a una vivencia propia: alquilaba un humilde bulincito de soltero, situado en los altos del domicilio de la calle Terrada 2415, al cual trataba de embellecer continuamente con frecuentes manos de pintura a la cal. 
Como la guita no le daba para pintura de color, le agregaba a la cal cubitos de "azul", de esos que se empleaban antiguamente en todos los hogares para blanquear la ropa. Como resultado, la modesta piecita lucía un tono azul medio desteñido, desvaído.
Después, cuando comenzó a codearse con la fama, Mariano Mores escaló a un habitat más pretencioso, e inspirado por la nostalgia que le producía abandonar su querido bulincito: compuso esta melodía a la que luego Mario Batistella le agregaría la letra.
La combinación de la poesía de Batistella y la música de Marianito, fue este hermoso tango:

JACK THE RIPPER





















JACK THE RIPPER
(Poema de Luis Alposta)


Soy fino, pulcro y muy ordenado.
Visto de oscuro y salgo los martes.
Sólo Picasso me ha interpretado:
yo a las mujeres las quiero en partes.
Mi gran orgullo es mi maestría
(que no se dio por casualidad ).
Yo fui ayudante de anatomía.
¡Lo mejorcito en la Facultad!
Por lo que sigue no se me asuste.
Soy Jack the Ripper pa´ lo que guste.
Ya pasó un siglo y de cuando en cuando
si vuelvo al yeite de destripar,
es porque busco seguir zafando
y hacerle un corte a la Scotland Yard.
Soy fino, pulcro y muy ordenado.
Visto de oscuro y salgo los martes.
Sólo Picasso me ha interpretado:
yo a las mujeres las quiero en partes.


-Luis Alposta-

LA DICHA NO ES UNA COSA ALEGRE





















Escribe: Juan Carlos Serqueiros

LA DICHA NO ES UNA COSA ALEGRE
(Beilinson - Solari)

Una rumbita se armó,
una fea carcajada.
Incombustible no sos,
cómo bancás ese infierno?
Soñás la hoguera donde siempre
sos la leña.
Cuánto tiempo más vas a estar
esclavizado así,
refugiado en tu soledad?
Estás hundido a fondo,
a fondo...
Estás tomando de más
y estás tolerando todo.
Lastimás tu corazón
porque ella te ha abandonado.
Quedaste mordiendo el aire,
solo y sin dolor.
Cuánto tiempo más vas a estar
escavizado así,
refugiado en tu soledad?
con tu tortura de TV,
siempre así.
La mujercita que amas,
esa suave flor judoka,
la va de maga zulú
y combina tus venenos
haciéndose la ingeniosa,
odiosa siempre fiel.
Cuánto tiempo más vas a estar
esclavizado así,
refugiado en tu soledad?
Estás hundido a fondo,
a fondo...
Mientras la vida se va...
Ay! Mientras la vida pasa
sin darte cuenta, ahí estás
con tu cara de colgado.
Tu ángel guardián es, de todos,
el más tonto que hay.
Cuánto tiempo más vas a estar
escavizado así,
refugiado en tu soledad?
Con tu tortura de TV,
siempre así.
Tenés la mejor mano
para sellar tus labios...

El título es en sí mismo una metáfora muy grosa. Se refiere a la dicha como concepto de vivir la vida a pleno, con todo lo que ello implica; a la "dicha de vivir", digamos, de gozar a fondo de la existencia y afrontar lo que venga, lo que de bueno y de malo deparen las circunstancias, la suerte y el destino. 
Y esa dicha de vivir, obviamente, no va a ser siempre una cosa alegre, por lo contrario; seguramente habrá momentos alegres, fugaces; y habrá también momentos de zozobra, de amargura y depresión. En esos momentos (los mayoritarios en la vida), la dicha de vivir no la vamos a percibir como una cosa alegre, vamos a sentir la vida como una carga. Pero bueno, se sabe, estamos en el universo para vivir, y entonces hay que entender que debemos afrontarla con todo, a asumir el compromiso de vivir. Es eso lo que en sustancia le está diciendo al chabón de la canción; que se anime a vivir intensamente, que se juegue por el amor que siente por una mina y se deje de joder con sus miedos pelotudos y su falta de compromiso.
"Una rumbita se armó / una fea carajada": Se refiere a que el tipo optó por un rumbo descomprometido para su vida, a que quiere vivir su vida sin riesgos ni problemas, a llevar una existencia plácida, una vida que sea una fiesta; en la cual la tristeza y las tribulaciones no tengan cabida. Asimila esa vida falta de compromiso por la que opta el chabón, con una "rumbita" (la rumba es un género musical cubano derivado del flamenco, con agregados africanos, para vivir una fiesta. Por lo general -hoy por hoy; antes no era así- está asociado a lo alegre, a lo danzante, no es un género musical que uno asocie con cuestiones existenciales, políticas o filosóficas, es decir, comprometidas). Esa vida que lleva es "una fea carcajada" porque es alegre en lo exterior; pero es al mismo tiempo una vida hueca, intrascendente, algo así como “la risa de la hiena” digamos...
"incombustible no sos / cómo bancás ése infierno?": Le dice al tipo que no es incapaz de experimentar pasiones, que no es "incombustible", y le pregunta cómo entonces se banca llevar esa vida descomprometida, intrascendente, vacía ("ése infierno").
"soñás la hoguera donde siempre sos la leña": Está aludiendo a los temores del tipo. El chabón quiere animarse a vivir con todo, intensamente, le gustaría vivir un amor apasionado; pero tiene miedo a quemarse en la hoguera de ese amor. Y obviamente, no entiende que un amor bueno, no daña, no te "consume" como si estuvieses en una hoguera.
"Cuanto tiempo más vas a estar / esclavizado así, refugiado en tu soledad?": Le pregunta hasta cuándo piensa llevar esa vida de mierda, escondido en su soledad y esclavo de sus ansias de vivir en serio, con todo; sin animarse a hacerlo.
"Estás hundido a fondo / a fondo...": Le dice que está sumido en un pozo de aparente placidez y falta de obligaciones y de compromiso; pero es una dicha aparente, una "dicha que no es una cosa alegre", está hundido en una existencia tranquila, sin horizontes, donde nunca pasa nada.
"Estás tomando de más / y estás tolerando todo": Esa vida hueca, plácida, sin sobresaltos, se le ha vuento al chabón como una droga; una droga de la cual está abusando ("tomando de más"). Y lo peor, es que se le ha tornado en un hábito el hecho de bancarse la falta de amor, la soledad, una soledad que en el fondo no quiere; pero la cual tiene terror de abandonar y por eso está "tolerando todo".
"lastimás tu corazón / porque ella te ha abandonado / Quedaste mordiendo el aire / solo y sin dolor": Prefiere "lastimar su corazón" viviendo una existencia miserable, descomprometida, alegre en la apariencia; pero vacía y hueca en la realidad. Lo abandonaron una vez, y él... abandonó a su propio corazón, no se da cuenta que el vacío que siente no es porque lo dejaron; sino porque es él quien no piensa que se merece amar y ser amado. Y lo metaforiza con eso de que quedó “mordiendo el aire”, es decir masticando la nada, como si estuviera “mandibuleando”, bajando la cocaína que consumió y que lo puso re-duro.
"Cuanto tiempo más vas a estar / esclavizado así, refugiado en tu soledad? / con tu tortura de TV / siempre así!": Lo sigue sermoneando, inquiriéndole sobre hasta cuándo piensa seguir hundido en toda esa merda, llevando una vida pasatista, sin matices ni compromisos.
"La mujercita que amás / ésa suave flor judoca / la va de maga zulú / y combina tus venenos / haciéndose la ingeniosa, odiosa, siempre fiel": Le recuerda que todavía está a tiempo, le dice que hay una mina que lo sigue esperando (“siempre fiel”), que sólo tiene que animarse a vivir el amor con todo, a ir a buscarla y vivir con ella una vida a pleno. La mina es una "suave flor judoca" porque el judo se basa en usar la fuerza del oponente haciendo que se vuelva contra el mismo; entonces del mismo modo que en el judo, la mina (“suave flor”) quiere hacerlo reaccionar, quiere que se dé cuenta por sí mismo de lo que se pierde el chabón al no animarse a vivir un amor comprometido junto a ella. Y "la va de maga zulú" en alusión a las hechiceras de las tribus zulúes, expertas en atraer el amor de los hombres zulúes a través de conjuros mágicos. La minita, ingeniosamente “combina los venenos”, es decir, la va de dura (“odiosa”) para que el muy pelotudo del chabón se dé cuenta de la cagada que está haciendo.
"Cuanto tiempo más vas a estar / esclavizado así, refugiado en tu soledad? / Estás hundido a fondo / a fondo...": Le reitera el sermón de antes, le reprocha su vida descomprometida.
"Mientras la vida se va / ay! mientras la vida pasa / sin darte cuenta, ahí estás / con tu cara de colgado": Le está advirtiendo que ya no le queda mucho tiempo, que la vida se le está pasando entre sus miedos a comprometerse.
"Tu ángel guardián es, de todos / el más tonto que hay": Grosísimo lo del Indio acá. El "ángel de la guarda" del chabón es el más boludo de todos, porque bajo la apariencia de protegerlo, le está haciendo llevar una existencia vacía, hueca, sin sentido. Ese "ángel de la guarda" lo salva de los "riesgos" del amor, sí; pero al precio de que tenga que llevar una vida de mierda, sin matices y sin amor; una existencia que ni merece ser vivida... Entonces, desde ese punto de vista, es preferible que su “ángel guardián” no lo cuide, a que lo "cuide" del modo en que o está haciendo.
"Cuanto tiempo más vas a estar / esclavizado así, refugiado en tu soledad? / con tu tortura de TV / siempre así!": Vuelta a pegarle, a reprocharle su boludez, su falta de compromiso.
"Tenés la mejor mano / para sellar tus labios": Al igual qu eun jugador de póker, el tipo tiene las mejores cartas para ser un ganador; pero es tan miedoso, tan cobarde y tan nabo; que no atina a darse cuenta de ello. La solución para esa existencia gris y sin compromisos que lleva, está en sus manos: simplemente con ir a buscar a la mujer que ama y asumir una existencia plena, con todo lo que la vida le depare; tiene la solución a su problema; pero no se atreve a jugársela. En fin...