viernes, 18 de noviembre de 2011

VUELO A SIDNEY




















Escribe: Juan Carlos Serqueiros

Vuelo a Sidney
(Solari)

Triste y con malas intenciones
(ya no sé que me dicen tus ojos!)
de moscona tibia en oferta
que se ríe y pide volver... temblando!
Yo ya sé que la ruta no es buena
(me contás y me pongo inquieto!)
sos tan cruel como tus ambiciones
suplicás que firme tu cheque... sonriendo!
Temblando y sonriendo!
Amarte? Es posible?
A quién tanto ay! me lastima así
Temor y dolor nos unen
(no puedo pensar en algo peor)
Ya te ves atascada en Ezeiza
(ya perdió el chucho al que apostaste)
allí está el numerito en tu cuello
y vos no desperdiciás baba... boqueando!

El tema está referido a una relación de pareja que se terminó. La mina lo plantó antes al chabón, y éste se raja a Sidney, Australia; pero sorpresivamente, ella expresa la posibilidad de retomar la relación, y el tipo expresa sus dudas (y miedos) acerca de que la cosa vaya a funcionar. Él desconfía (y con razón).
"Triste y con malas intenciones / (ya no sé que me dicen tus ojos!) / de moscona tibia en oferta / que se ríe y pide volver... temblando!": La mina lo encara al tipo y le propone retomar la relación amorosa que tenían. Ella viene haciéndose la mosquita muerta ("moscona tibia"), sin poner condiciones, entregada ("en oferta"), y pretende minimizar con una sonrisa lo que pasó antes, cuando lo plantó al chabón ("se ríe y pide volver"); pero en su interior sabe que procedió mal cuando lo dejó (no es difícil presumir que por otro ñato), entonces, hay resquemor acerca de cómo puede llegar a reaccionar él. Piensa que por ahí la saca carpiendo; por eso la mina está "temblando".
"Yo ya sé que la ruta no es buena / (me contás y me pongo inquieto!) / sos tan cruel como tus ambiciones / suplicás que firme tu cheque... sonriendo!": Ahora el tipo le dice a la mina que comprende que le debe haber sido difícil presentarse así, de una, ante él, y proponerle retomar la relación; pero también se le hace cuesta arriba perdonarla y acceder a lo que ella le propone. Hay además flotando en la metáfora, algo así como una velada alusión a algún tipo de ilegalidad, como si el viaje a Sidney no fuera en condiciones tan formales y legales como debiera ser. En fin...
"Temblando y sonriendo!": El tipo se extraña y un poco se se escandaliza de que la mina piense que simplemente con presentarse como si nada hubiera pasado antes (cuando lo pateó), ya está: el chabón se olvida de todo, la perdona y listo. En resumen, le está diciendo a la mina que no es tan sencillo como ella supone.
"Amarte? Es posible? / A quien tanto me lastima así? / Temor y dolor nos unen / (no puedo pensar en algo peor)": Le dice a la mina que la cosa no va a funcionar. Él ya no puede amarla, porque antes la amó y ella lo plantó y él quedó hecho trapo; entonces no quiere repetir la experiencia anterior. Se horroriza de que pueda volver a pasarle lo mismo ("no puedo pensar en algo peor").
"Ya te ves atascada en Ezeiza / (ya perdió el chucho al que apostaste) / allí está el numerito en tu cuello / y vos no desperdiciás baba... boqueando!": Termina de defenestrarla, le dice que ya no hay chances de volver con ella. La mina va a terminar "atascada en Ezeiza" porque perdió -"perdió el chucho al que apostaste", le zampa el chabón, refiriéndose a las carreras de galgos tan populares (por desgracia) en Australia-, catalogando de perdedor al tipo por el cual ella lo dejó. 

Y después de todo, por más que ahora finja arrepentimiento y quiera endulzarle el oído ("baba... boqueando"); él no puede perdonarla.

ENLACE A LA CANCIÓN EN YOU TUBE

-Juan Carlos Serqueiros-