sábado, 29 de julio de 2017

PSICOPATOLOGÍA CONTABLE DE LA VIDA COTIDIANA (CON EL PERDÓN DE FREUD)
















Escribe: Lic. Gabriela Borraccetti


De a poco nos vamos acostumbrando a utilizar el lenguaje de otras ciencias para definir asuntos humanos. Es notorio como vamos des-sensibilizando al amor, los vínculos, las relaciones, torciendo y trastocando las expresiones del alma humana por terminología financiera, contable y llena de gestos de toma y daca que inyectan un montón de basura psíquica y que convierte la vincularidad y el ser en una operación comercial o estética.
Entre las palabras o frases que van a la palestra, tenemos a las siguientes estrellas de la nueva psicología light:

NEGOCIAR: es  una transacción entre dos personas que tienen diferencias. Yo te doy, tú me das a cambio. Cedo en esto y prometo no molestarte en aquello y lo que falta en el medio es un escribano público que selle las actas de compromiso.

INVERTIR TIEMPO: una forma helada de decir que tenemos que hacer un depósito medido en minutos, horas, días o como a usted le convenga mejor en el plazo fijo de su vida, como ejercicio contable que redituará en un beneficio que se supone afectivo.

COSTO DE LA RELACIÓN: se ha reemplazado el valor por costo y el costo puede ser en efectivo o en cuotas. Antes de admitir que se ha hartado, cansado, equivocado, se trata a la relación como a un objeto que se ha desgastado. No podemos utilizar mejores palabras como rutina,  acostumbramiento, conocimiento mutuo, ni seguridad, no; es costo. El de habernos conocido. 

ZONA DE CONFORT: Proveniente del diseño de interiores, la arquitectura y otros cálculos, esta frase se ha transformado en la etiqueta mágica y  marketinera  que define no solo nuestras pocas ganas de cambiar aquello que no tenemos ni media intención de cambiar, sino que obtura con esta fácil explicación, la búsqueda de lo que somos inconscientes de tener que cambiar por nuestro bien. Por lo general, las zonas de confort suelen ser, -contrariamente a lo que se aplica-, aquellas cosas, situaciones o personas que nos estancan y no a lo que otro nos da como causa del estancamiento. La "zona de confort" es lo que hemos hecho carne, se ha vuelto inconsciente y nos daña; pero como todo lo inconsciente, nos atrae como un imán porque del lado de afuera se nos presenta el desafío de lo nuevo y lo que no conocemos.  Aún así, se utiliza esta nueva dimensión arquitectónica, para adjetivar como "confortable" a PERSONAS con las que no tenemos que luchar ni lidiar para conseguir algo.
Sepa que es  algo espectacular para alimentar síntomas histéricos, que más allá de lo despectivo que suene el término "histeria"; si de algo se alimenta, es justamente del deseo insatisfecho, Si todo lo tengo, no encuentro motivo de que quejarme, y sin queja no hay nada que desear. Y aquí es cuando empieza a confundirse lo que es el amor con lo que es el deseo. Para otro capítulo, pero que quede claro que esta es una escultura diseñada especialmente para este tipo de neurosis.
Un consejo: si no quieres la rutina, si quieres vivir de emoción en emoción, si no quieres alguien con quien estar en una zona confortable, ve a buscar a tu amante en la punta del Everest!. Pero si quieres separarte de verdad, llama a eso por su nombre: ya no te amo.

PRECIO DE AMAR: Si bien esta metáfora parece el título de un teleteatro; nos sugiere que amar se paga caro, y si no es caro, no es amor. TIENE QUE DOLER. Esta acepción contable es hermana del costo de la relación. y reafirma que lo esperable no es crecer en la diferencia, ni sostenerse en la llanura de la zona del confort sino sufrir.

Y por hoy dejo aquí. Si quise dejar un pequeño resumen de cuanto estamos haciendo por poner ladrillos en nuestros pies, des-sensibilizarnos, y lanzarnos sin paracaídas al fondo de un mar de números en donde el alma no prospera. Seguimos entre el Ser y el Tener, y si seguimos por este camino, solo será tener para ser infelices.
Freud nos proteja!

Nota: El título se debe a un artículo que Freud tituló PSICOPATOLOGÍA DE LA VIDA COTIDIANA, que muchos psicólogos debieran leer antes de adoptar un lenguaje cosificador del alma.

Lic. Gabriela Borraccetti
Psicóloga Clínica

viernes, 28 de julio de 2017

ERAN OTROS HOMBRES MÁS HOMBRES LOS NUESTROS











Escribe: Juan Carlos Serqueiros

El 10 de Agosto de 1912 se inauguraba la Escuela de Aviación Militar creada por decreto del presidente Roque Sáenz Peña. ¿Sabía usted, estimado lector, que ese día participó personalmente del vuelo inaugural el mismísimo ministro de Guerra, general Gregorio Vélez, evidenciando su absoluto desprecio por los tremendos riesgos a los que se exponía volando en un frágil avioncito de tela en aquellos tiempos en que la aviación estaba aún poco menos que en pañales?
Y ¿sabía usted que en 1899, el presidente Julio A. Roca, al dirigirse al encuentro que mantendría en Punta Arenas con el chileno Errázuriz, lo hizo a bordo del acorazado Belgrano, el cual era pilotado personalmente por el mismísimo ministro de Marina, comodoro Martín Rivadavia, y navegando, en un alarde de coraje, por el llamado "camino del sudoeste", es decir, por los inextricables canales fueguinos, ruta peligrosísima y apenas esbozada en las cartas marinas?
Tanto lo de Sáenz Peña como lo de Roca era decirle al mundo: "Miren, soy el presidente de mi país, Argentina, héroe de Arica y general del ejército del Perú, y mis galones militares los gané combatiendo en la guerra del Pacífico. Y mi ministro de Guerra no es un simple burócrata de escritorio, sino un general que no manda a un subordinado a subirse a un precario avión de tela, sino que va él mismo"; y "Vean, soy el presidente de mi país, Argentina, teniente general de su ejército y no luzco los entorchados por haberlos obtenido en algún pasillo, sino que gané todos y cada uno de mis ascensos en los campos de batalla. Y confío en el profesionalismo y en la eficacia de mi ministro de Marina, al punto de viajar yo mismo por aguas prácticamente desconocidas en un buque de guerra pilotado por él".
Ahora compare usted lo de aquellos hombres, con lo del ministro de "Defensa" (?) del kirchnerismo, el impresentable Arturo Puricelli (ex interventor de ENCoTeSA durante el menemato y quien llevó a cabo la "patriótica tarea" de... ¡entregarle el Correo a Macri!), durante cuya "gestión" se hundió un buque, y hasta una ex colonia de segundo orden, un paitejo como Ghana, se dio el lujo de embargarnos la fragata Libertad. O con lo del cipayo coimero Julio Martínez, ministro de "Defensa" (?) del macrismo, que el pasado 25 de Mayo, en los actos oficiales, puso un cartel que rezaba... ¡"1816-2017"!, y declaró, muy suelto de cuerpo, que "independientemente de la 'cuestión Malvinas', hay que trabajar en conjunto con Inglaterra".
Un pasado cargado de glorias puede transformarse en este indigno, espantoso y agobiante presente, y en un aterrador futuro.
Futuro ese que ´"llegó... hace rato" (Indio Solari dixit).

-Juan Carlos Serqueiros-

jueves, 20 de julio de 2017

LO PUTERÍOS DE PUTIFY



















Estoy leyendo a muchos boluditos de la luna opinar como si supieran de qué se trata y emitir juicios de valor críticos hacia el Indio por el asunto de los discos de PR que se subirían a putify.
Y no sólo eso, sino que además; se atreven a "llamar a la reflexión" a Solari, a pedirle que "guarde el equilibrio", y hasta leí a un pajerito... ¡¡¡abundando en consideraciones sobre la "tiranía que el Indio ejercía en PR"!!!
Decididamente, cuando escribió "en manos de pavotes todo el sueño quedó", seguramente monsieur Sandoz no adivinó hasta qué punto llegarían la fatal certeza y la exactitud de tal enunciado.
Pendejos culos sucios que no saben ni sonarse los mocos, pontificando sobre lo que está bien o mal y tomando partido en una cuestión de la cual ignoran todo.
El futuro llegó... hace rato.
Como siempre, a muerte con vos, Indio; sos mi único héroe en este lío.

-Juan Carlos Serqueiros-