viernes, 25 de mayo de 2012

NICASIO OROÑO

















Escribe: Juan Carlos Serqueiros

“Cuando las convulsiones políticas de la República me arrojaron de Santa Fe, y después de 10 años de expatriación, volví a la provincia de Entre Ríos, tuve la ocasión de conocer al señor López Jordán: hallé en él una personalidad simpática, un buen amigo, un hombre de progreso, uno de los jefes más distinguidos del Ejército de aquella provincia, un espíritu despejado que acusaba en él a un joven consagrado al estudio y al cultivo de sus facultades intelectuales.” (Nicasio Oroño)

Nacido en Coronda el 20 de julio de 1825 en el seno de una familia unitaria, soldado y oficial de Lavalle y de Paz, combatiente en Caseros contra Rosas, integrante de la aristocracia santafesina, casado con una Cullen y además, mitrista; nadie podría suponer a priori en Nicasio Oroño la voluntad pacificadora que evidenciaría, y mucho menos podría predecir que en función de gobierno buscaría atemperar los odios del pasado. Y sin embargo; así fué.
Siendo gobernador de Santa Fe por el mitrismo entre 1865 y 1868, una de sus principales inquietudes fue promover la concordia, y en ese orden de ideas mandó que se devuelva a Entre Ríos -gobernaba esa provincia (con la venia del poder central de Mitre) el urquicista José María Domínguez- la lanza de Francisco Pancho Ramírez, "trofeo de guerra" este en poder de los gobiernos santafecinos desde las épocas de Estanislao López cuando el entrerriano cayó en las cercanías de Río Seco el 10 de julio de 1821. La devolución a la provincia vecina de esa reliquia histórica no era cosa de menor cuantía, por lo contrario; esa lanza era un mudo símbolo de nuestras disensiones intestinas, y pese a que muchos atribuyen ese gesto de Oroño a la hipocresía política emergente de Pavón; su correspondencia epistolar y sus actos indican que obró así conforme a sus principios y consciencia.
Asimismo, a la iniciativa de Nicasio Oroño se debe que haya sido declarada ciudad Rosario, para la cual pergeñó un ambicioso plan de desarrollo y estímulo, y que fuera Santa Fe la primera provincia argentina en contar con una ley de Matrimonio Civil, sancionada el 18 de setiembre de 1867.
Falleció en Santa Fe el 12 de octubre de 1904.
Nicasio Oroño, unitario y liberal; un gran gobernador.

-Juan Carlos Serqueiros-

DIGNIDAD























La dignidad es una virtud que aparece cuando no se requiere aplauso.

Lic. Gabriela Borraccetti
Psicóloga Clínica

AFIRMACIÓN Y NEGACIÓN




















Aquello que niegas aunque nadie te lo pregunte, debe ser convertido en una afirmación para transformarse en algo cierto.

Lic. Gabriela Borraccetti
Psicóloga Clínica