jueves, 22 de marzo de 2018

CUANDO UN GENIO SE VA A OTRA DIMENSIÓN

























De él dijo el gran Gitano Juárez: "René Houseman es tan maravillosamente fuera de serie, que es el único jugador de fútbol del mundo que gambetea rivales en el aire".


La 7 se subió a un globo y, gambeteando, se fue a la eternidad. En la Quema quedará por siempre su magia.
¡Buen viaje, Hueso, y hasta la vista!

-Juan Carlos Serqueiros-

domingo, 11 de marzo de 2018

pilar rahola, UN NAUSEABUNDO DETRITO DEL AVERNO


























Escribe: Juan Carlos Serqueiros

El 20 de Noviembre -linda fecha para soportar excrementos como ese, justo el Día de la Soberanía- de 2015 (cualquiera puede ir a mi muro y comprobarlo), escribí esto en mi perfil de Facebok, acerca de ese aborto de ameba llamado pilar rahola:
Uno admira muchísimo a don Arturo Jauretche y lo relee constantemente. Pero lamentablemente, se ve obligado, por fuerza de las circunstancias, a leerlo como fuente, a seguir abrevando en el manantial inagotable de su infinita sabiduría; y no como debiera hacerlo: como un disfrute, tal como sucedería si sus perspicaces enunciados hubiesen perdido, felizmente, actualidad. Reitero: lastimosamente no es así, y Jauretche está tan vigente como lo estaba... ¡hace más de medio siglo!Tener que leer a Jauretche así, es sufrirlo; porque aprendizaje y dolor son sinónimos. Y uno quisiera regalarse el goce de leer a ese maestro con el respeto profundo de los grandes cariños (Miguel Cané dixit) y con la paz anidada en el alma; no tener que recurrir a él una y otra vez. Y otra, y otra, y otra... Que lo parió.Es que el medio pelo sigue, deplorablemente, gozando de buena salud. Vastos sectores de las clases medias "argentinas", que siempre fueron la víctima propicia, el "cliente" predilecto, de la colonización cultural de que somos objeto, lo son hoy más que nunca antes. Infección esta que parece haberse extendido, por desgracia, a algunos segmentos más bajos de la sociedad, que otrora supieron ser inmunes a esa peste y que constituyeron el subsuelo de la patria sublevado (Scalabrini Ortiz dixit) y el basamento y razón de ser del movimiento que fue a la vez su redención: el peronismo.Que la tilinguería vernácula no sólo tolere, sino que además aplauda y celebre a una despatriada inmunda y desfachatada, a una escoria bancada por el sionismo, empleaducha a su servicio y obediente a sus negros designios, a una mentirosa, cínica e hipócrita como esa laucha repugnante y genuflexa que lleva por iniciales pilar rahola; es el indicativo certero e inconfundible de que el medio pelo argentino se ha expandido hasta niveles inéditos.Que semejante bazofia ose venir a nuestro país -por supuesto, pagada por el establishment que ha conseguido encaramar como candidato a macri- a darnos lecciones tratando de convertir en héroe a un corrupto como nisman que estaba al servicio de la CIA y el Mossad, y se atreva a hacer juicios de valor sobre nuestra política interna, es una afrenta que el medio pelo, complacido... ¡festeja!Don Arturo Jauretche descansaría, por fin, en paz, si el medio pelo fuera nada más que un oprobioso recuerdo, pero así las cosas; el pobre se debe estar revolviendo en su tumba.
Lo había escrito, hacen casi tres años, a raíz de la manija que a esa nauseabunda babosa, le daban los pseudo empresarios y pseudo periodistas de la mierda llamada infobae, puesta al servicio de la candidatura del cipayo mugricio lacri:


Y lo refloto, porque hacen cuatro días, otra boca de esa pestífera cloaca que son los medios de in-comunicación, (norte)américa tv, también llevó al excremento peninsular rahola al “programa” del arrastrado lacayo fantino, quien la “entrevistó”:


Aprovechemos, entonces, para mandarle un saludito al ortiba tragasables fantino, ex novio despechado de la lauchita feinmann (no quedó del todo claro por qué se pelearon, algunos dicen que disputaron sobre la posesión de un portaligas de encaje; y otros sostienen que fue por los favores de un chongo que volvía locas a ambas mariquitas).

-Juan Carlos Serqueiros-

sábado, 3 de marzo de 2018

EL GENERAL CELEDONIO GUTIÉRREZ







































Escribe: Juan Carlos Serqueiros

El 3 de marzo de 1804 nació en Río Chico, Tucumán, Celedonio Gutierez.
Siendo apenas un adolescente, durante la Guerra de la Independencia, se enroló en el Ejército Auxiliar del Perú y luchó contra los realistas junto a Güemes. En las luchas civiles actuó en el bando federal. Participó en la guerra contra Andrés Santa Cruz, a las órdenes del general Alejandro Heredia. Tras el asesinato de éste y el descalabro y la conclusión de la efímera Coalición del Norte (en lal cual tuvo destacada actuación) alcanzó el generalato, y en octubre de 1841 fue proclamado gobernador de Tucumán, cargo que ejerció durante casi trece años, con una corta interrupción entre julio de 1852 y abril de 1853; hasta fines de ese último año, luego de ser derrotado, el 25 de diciembre (lindo día para una batalla) por el unitario-liberal José María del Campo en Los Laureles. 
En 1862, tras largos años de extrañamiento en Bolivia, Catamarca y Entre Rios (donde administró una estancia que poseía Urquiza en Mocoretá), procuró recuperar la gobernación de Tucumán para los federales, aliado al general Angel Vicente Chacho Peñaloza (su antiguo enemigo en tiempos de la Coalición del Norte); pero fracasó en el intento, siendo derrotado otra vez por José María del Campo en la batalla de Río Colorado. Falleció a los 76 años en Alderetes, localidad aledaña a la capital tucumana, el 12 de agosto de 1880, afectado por un cáncer en la cara.
Era tío del cura Uladislao Gutiérrez (aquel que tras huir con Camila O'Gorman, había sido fusilado en Santos Lugares por orden de Rosas), y tatarabuelo del célebre humorista que usaba el pseudónimo Landrú: Juan Carlos Colombres.
Apenas una modesta calle secundaria de escasas trece cuadras -en realidad, un pasaje que sólo se convierte en calle propiamente dicha a partir de su intersección con la avenida que lleva (ironía cruel) el nombre de su archienemigo: Gobernador José María del Campo- recuerda, mezquinamente, su figura histórica. Mientras tanto, para colmo de los colmos, una de las principales arterias de la ciudad de Tucumán, es la designada con el nombre de aquel cuasi ignoto coronel unitario que Gutiérrez había hecho fusilar el 17 de febrero de 1852, tras su fallida intentona de derrocarlo: Crisóstomo Alvarez.
En fin, miserabilidades de la historiografía tucumana, la cual es manipulada a voluntad por quien la oligarquía de esa provincia ha erigido en amo y señor absoluto del pasado: Carlos Páez de la Torre; y por la sucursal local del pasquín La Nación: el diarucho La Gaceta, los que con encomio digno de mejor causa, se dedican a mentirles la historia a los tucumanos.

-Juan Carlos Serqueiros-
______________________________________________________________________

REFERENCIAS DOCUMENTALES Y BIBLIOGRÁFICAS

AHPT. Fondo de Gobierno.
Aráoz de Lamadrid, Gregorio. Memorias del general Gregorio Aráoz de la Madrid, vol. 1. Talleres Gráficos Bruschi, Buenos Aires, 1947.
Diario La Gaceta. Ediciones del 12.02.2009, 06.11.2013, 11.03.2014, 25.08.2014 y 10.10.2014.
Rosa, José María. Historia Argentina, t. 6. Editorial Oriente S.A., Buenos Aires, 1974.
Saldías, Adolfo. Historia de la Confederación Argentina. Rozas y su época, tomo V. Félix Lajouane Editor, Buenos Aires, 1892.