domingo, 5 de mayo de 2019

INEXACTITUDES EN "HISTORIA DEL CLUB ATLÉTICO HURACÁN. 1908-1968", DE JORGE NEWTON



















Escribe: Juan Carlos Serqueiros

Estoy leyendo el libro referenciado en el título y he descubierto en él algunas inexactitudes a saber:
Newton sitúa el inicio de las obras de construcción del Palacio el 1 de agosto de 1943, lo cual es correcto. Pero a continuación, consigna: "ceremonia oficial que cuenta con la presencia de las más altas autoridades de la Nación, encabezadas por el entonces presidente Ramón S. Castillo." (sic).
Se trata, pues, de un error grosero, por cuanto Castillo había sido derrocado el 4 de junio por el estallido de la Revolución del 43. Consecuentemente, el presidente de la República que encabezó el acto en el estadio de Huracán en agosto de ese año, fue Pedro Pablo Ramírez, tal como puede observarse y escucharse en el video conservado en el Archivo DiFilm:


Todo lo cual indudablemente, Newton no pudo haber desconocido. De modo tal que la gaffe debe de haberse producido por una mala pasada que le jugó su memoria y que se le deslizó inadvertida al momento de describir los sucesos. Y por otra parte, Castillo no se llamaba "Ramón S.", sino, en todo caso -si es que quiere citarse sólo la inicial de su segundo nombre (que era Antonio)-; "Ramón A.".




Asimismo, Newton especifica, que Tomás Adolfo Ducó -que era socio de la institución desde 1916- presidió por primera vez el club Huracán en 1938, cuando tenía el grado de capitán, lo cual es exacto. Pero pocas páginas más adelante, el historiador le atribuye detentar el grado de mayor hasta en 1949, año en que se produjo la inauguración oficial del Palacio. E incluso, en esas páginas a las que me refiero, lo hace a pesar de que en que dos párrafos de las mismas, consigna expresamente que detentaba el de teniente coronel… ¡para luego volver a mencionarlo como “el mayor Ducó”!
Lo cierto es que Tomás Adolfo Ducó había sido ascendido de capitán a mayor entre 1939 y 1940, y posteriormente, de mayor a teniente coronel en 1942. Y pasó a retiro con ese último grado, luego de sublevar, el 29 de febrero de 1944, el Regimiento 3 de Infantería que estaba a su mando, en pos de resistir el reemplazo, en la presidencia de la Nación, de Pedro Pablo Ramírez por Edelmiro Julián Farrell -lo cual significó, además; el rompimiento de la íntima amistad que hasta entonces había mantenido con Perón (tan estrecha relación tenían, que ese vínculo fue lo que los llevó a ambos a adoptar la decisión conjunta y juramentada de resistir a los tiros y hasta la muerte, en el departamento donde se habían atrincherado, la orden de detención que contra Perón había impartido Castillo a la policía-.
Como teniente coronel lo sitúan a Ducó tanto José María Rosa en su Historia argentina, como también el historiador norteamericano Robert Potash en sus obras El ejército y la política en la Argentina, 1928-1945. De Yrigoyen a Perón y Perón y el GOU. Los documentos de una logia secreta; como tal lo tiene Fermín Chávez en su repositorio de documentos relativos al GOU (manuscritos de Perón); con ese grado se lo menciona en el video del Archivo DiFilm precedentemente citado, y como tal puede distinguírselo inequívocamente por las charreteras que luce en su uniforme, en la fotografía suya -tomada en 1943- que el propio Newton incluye en su libro.




Por último -e inexplicablemente- Newton no menciona un hecho significativo de la historia del Club, cual lo es la disputa del primer partido jugado en el Palacio el 7 de setiembre de 1947 -es decir, dos años antes de su inauguración oficial el 11 de noviembre de 1949- entre los primeros equipos de Huracán y Boca Juniors (que ganó el Globo por 4 goles a 3), suceso profusamente difundido en los titulares y páginas interiores de los diarios y en la revista El Gráfico en su edición del 12.09.1947, que incluso le dedicó la tapa.


No deja de ser extraño que los errores y omisiones no hayan sido notados, ni por el historiador al momento de revisar sus textos, ni por los correctores de la editorial, ni por los dirigentes de Huracán que forzosamente tuvieron que haber leído y aprobado el manuscrito de Newton antes de mandarlo a imprenta.
Por supuesto, todo lo que hasta aquí cité, debe ser tomado como exclusiva y estrictamente dado en obsequio a la verdad histórica y no implica en modo alguno menoscabo del libro de Newton, el cual está muy bien escrito, veraz y objetivamente, en un estilo literario ameno y amigable, concienzudamente documentado, exquisitamente encuadernado, que constituye sin dudas una herramienta imprescindible a la hora de historiar al club de mis amores,  cuya lectura me ha enriquecido y de la cual he disfrutado intensamente.
¡Hasta la próxima!

-Juan Carlos Serqueiros-

_____________________________________________________________________

REFERENCIAS DOCUMENTALES Y BIBLIOGRÁFICAS

Archivo DiFilm. Video de Sucesos Argentinos, Buenos Aires, agosto de 1943.
Diario Crítica. Ediciones de fechas 02.08.1943 y 08.09.1947.
Diario Democracia. Edición de fecha 07.09.1947.
Diario La Nación. Ediciones de fechas 02.08.1943 y 08.09.1947.
Diario La Prensa. Ediciones de fechas 02.08.1943 y 08.09.1947.
Newton, Jorge. Historia del Club Atlético Huracán. 1908-1968. Frigerio Artes Gráficas, Buenos Aires, 1968.
Potash, Robert. a) El ejército y la política en la Argentina, 1928-1945. De Yrigoyen a Perón. Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1971.
                       b) Perón y el GOU. Los documentos de una logia secreta. Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1984.
Revista El Gráfico. Edición del 12.09.1947.
Rosa, José María. Historia argentina t. 13. Editorial Oriente S.A., Buenos Aires, 1979.