domingo, 18 de diciembre de 2011

EL JUEZ DE TU CONDUCTA ES TU CONSCIENCIA



















Sólo ha de dar explicaciones a los demás quien sienta la necesidad de sacudirse un peso de encima. El único juez de tu conducta, pensamientos y sentimientos, habrá de ser tu propia consciencia; y no hay más tribunal supremo que ese.
Al galopar por la vida, será inevitable que levantes polvo, pero quien te conoce y te quiere, no habrá de fijarse en tu ropaje andrajoso por los jirones que hayan quedado en los riscos ni en las motas que en el camino se le hayan pegado; sólo evaluará la pulcritud inmaculada de tu alma noble. Y esa calidad de nobleza, es la que deberás conservar siempre.

-Juan Carlos Serqueiros-

MIS POEMAS: LA ALFOMBRA AZUL

















LA ALFOMBRA AZUL (Poema de Juan Carlos Serqueiros)

Incaico y porfiado sol se ponía entre cerros
Apuñalando de luces una alfombra azul
Desde un balcón cercano venían efluvios
Ungiendo dos cuerpos sobre la alfombra azul
Dos seres jugando a cambiarse
Sentires y ciencias, sobre la alfombra azul
Saberes secretos, caricias de antaño guardadas
Palpitantes trocaban, sobre la alfombra azul
Bandeja de migas, resignada a un costado
Video olvidado y plasma con enojo
Protestan imágenes sobre la alfombra azul
Ella y Él, alquimistas crueles
Desprecian cines desde la alfombra azul
Vencidos que fueron el sol y los cerros
Capitularon humillados, sobre la alfombra azul
Mundo nuevo decretan surgir
Silentes magos ahora, Ella y Él
Desde la apretada trama de la alfombra azul
Y las sombras celosas, divierten contrastes
Ejerciendo venganzas contra la alfombra azul.


-Juan Carlos Serqueiros-