miércoles, 28 de noviembre de 2018

OBLIVION (OLVIDO)



















Escribe: Juan Carlos Serqueiros

Oblivion (que en inglés significa Olvido) es una de las melodías más famosas de Astor Piazzolla (de hecho, es, de las suyas, la más interpretada en el mundo entero). 
El genial maestro compuso esta obra en 1984, en Estados Unidos, en el formato de una suite de cuatro movimientos, destinada a la banda de sonido de la película Enrico IV, del cineasta italiano Marco Bellocchio, que se estrenó ese mismo año, protagonizada por Marcello Mastroianni en el rol principal y cuyo guión se basa en la comedia dramática de Luigi Pirandello escrita en 1921 y representada por primera vez en Milán, en el teatro Manzoni en 1922. 
El primer movimiento de la suite, titulado, precisamente, Oblivion (los otros tres son: Cavalcata, Enrico IV y Remembrance), sacudió tanto al director del film, que lo eligió para los pasajes más altos, los culminantes, del mismo. 
La melodía creada por Piazzolla es tan bellísima y tan pero tan conmovedoramente triste, que traduce en notas musicales exactamente lo que Pirandello con su tragedia y Bellocchio con su film, quisieron expresar. 
Y como no podía ser de otro modo, el duende poeta de Horacio Ferrer volcó en estos versos magistrales su propia visión del personaje imaginado por Pirandello, llevado al cine por Bellocchio y musicalizado por Piazzolla: 

OBLIVION, REY DEL OLVIDO
(Horacio Arturo Ferrer)

Él es Oblivion, fe del jamás y el no,
fe brutal de olvidar por la eternidad.
Él es Oblivion, ley de la ingratitud, 
hechicero astral.
Matón de la desmemoria
y el sin recuerdos es Oblivion rey. 

Es como en un pozo de pasión enterrar
que florece al sangrar 
los enigmas del corazón.
Luz degollada de un tiempo tan feliz
hoy Oblivion vas a borrarme a mí. 

Él, reto agotador, vuelve a cero igual 
lo real, lo mejor, lo fatal. 
Él te hipnotiza con dolorosa miel 
del ausente amor, 
para ultimar, ebrio, amargo y vil, 
el sagrado ayer, Oblivion rey. 

Hoy Oblivion vas a borrarme a mí. 

-Horacio Arturo Ferrer-

Oblivion, grabación original por Astor Piazzolla y sus músicos: 

Oblivion, cantado por Roxana Fontan:

Hágale una caricia a sus oídos y un regalo a su alma: escúchelo. Que lo disfrute tanto como yo. 

-Juan Carlos Serqueiros- 

1 comentario:

  1. No sabía la historia que tenía esta melodía detrás. Ahí me dejaste varias puntas por donde andar el camino.
    Ha Pirandello lo he leído, peo no esa obra. A Marco Bellocchio me lo estás presentando.
    Muchas gracias por desasnar!!

    Abrazo

    ResponderEliminar