domingo, 4 de diciembre de 2011

MI CARAMEL MACHIATO





















Escribe: Juan Carlos Serqueiros

Mi caramel machiato
(Solari)

Soy "el monsieur", un héroe en Berisso
Yo soy el swami que no caga jamás
Soy el terrible "peditos de Zorro"
Y sin embargo causo siempre adicción
Hay mucha piel de gallina a mi lado
Y mucho pito de porro y cognac
Deborah Vip, mi fiel enamorada
Carga sangría en termos de telgopor
Nadie la puede comprar con dinero
Ella se cobra con favores nomás
La abandoné en una rave de Astrolandia
(No quiere darme otra oportunidad)
Así va mi amor, felpudo de mi alma
(Tratándose de un jamonero, está mal!)
En trance en la Catedral de La Plata
Y... cosa rara!... vengo de un palizón
Me machacó feo, como a un pelele
Y burbujeando mi nata escapó
Ya me compré un patero de la costa
Allá... en la Isla Paulino, dulzón
Ahora que llueve y hace mucho frío...
Voy murmurando -"está bie, vos ganás..."
Soy viborita que quiso un milagro
Y en ese día la hicieron bastón!...
Toda la sangre se fue de mi cuerpo
Soy un fantasma quieto...


En el título, el Indio se está refiriendo a alguna mina con la cual se relacionó en el pasado, cuando era muy joven. Una mujer que para él representa la idea de la dulzura; por eso lo de caramel machiato, algo muy rico, muy dulce, muy sabroso, una exquisitez, digamos. Un caramel macchiato (en realidad, se escribe así, con doble "c"; ignoro por qué el Indio lo escribe con una sola) es una de las tantas versiones del café express italiano (el café espresso), que se compone de café express tirado con leche espesa, cremosa, casi nata; vainilla, y todo rociado, "manchado" (de allí el nombre), con caramelo líquido, tal como pueden ver en la imagen del producto de Starbucks.
"Soy 'el monsieur', un héroe en Berisso / Yo soy el swami que no caga jamás": Se está refiriendo (sin falsa modestia, como es característico en el Indio) a él mismo. Se considera visto desde la perspectiva de la gente que frecuentaba en esa época, un "gran señor", un personaje destacado, relevante. Es EL monsieur, un "héroe en Berisso", o sea; él es alguien de trascendencia especial en el círculo de gente en que se mueve, un líder, digamos. "El monsieur", en realidad existe, es (o era, no sé si vive o no) un personaje de la movida nocturna de La Plata, y como se sabe, frecuentemente Solari apela a la utilización de apodos de amigos o conocidos suyos, incluyéndolos en su lírica. Y lo de "swami" es en el mismo orden de ideas: un swami es en el hinduismo un gran maestro, un "maestro espiritual", alguien que guía espiritualmente a sus discípulos en una religión o disciplina filosófica hindú. De ahí lo de "alguien que no caga jamás", expresado metafóricamente en una doble significación: por un lado es alguien "que no caga jamás" a nadie, en alusión a  la honestidad que se jacta el Indio de tener, es decir, es incapaz de joder a alguien, de cometer algo que pueda interpretarse como perjudicial para alguien; y por otro lado, "no caga jamás", en el sentido de que es alguien muy espiritual, alguien a quien no podés imaginarte haciendo algo tan humano y natural como defecar. A un swami te lo figurás de otra manera, como a alguien despojado de cualquier cosa "carnal", alguien que es puro espíritu y sabiduría digamos; no garcando.
"Soy el terrible 'peditos de Zorro'.": Confieso que no tengo la menor idea de a qué quiere referirse el Indio con lo de "peditos de Zorro"... quizá a alguna “gracia” o “travesura juvenil” que hacía siempre y los demás le festejaban. Chi lo sa
"Y sin embargo causo siempre adicción": Se refiere a que si bien no se considera físicamente agraciado, pintón; con  esas características de liderazgo, carisma e intenso espiritualismo que emana de su persona, tiene un gran éxito entre las mujeres, las minas le dan bola, se enamoran de él ("causo siempre adicción").
"Hay mucha piel de gallina a mi lado / Y mucho pito de porro y cognac": Rememora los años 70 en La Plata. Eran tiempos de convulsión política, y obviamente, había en la juventud mucho de idealismo puro; pero también mucho miedo ("piel de gallina"). Y se faseaba y se escabiaba con tutti en esa época ("mucho pito de porro y cognac"), más que nada en lo que se refiere a la marihuana, que se tomaba más bien como algo a curtir, algo por lo que había que pasar, tanto como para "ver qué onda da". Era como una experiencia no ordinaria de vida; no la onda del reviente, de fumar porro o esnifar merca hasta quedar boludo como hacen ahora.
"Deborah Vip, mi fiel enamorada / Carga sangría en termos de telgopor / Nadie la puede comprar con dinero / Ella se cobra con favores nomás": Lo de "Deborah Vip" está referido a Deborah Brandwajnman, una chica que en 1973 le había presentado al Indio, Luis María Canosa, su amigo muerto años después en Devoto en el "motín de los colchones", y que por esa época integraba una banda que se llamaba Dulcemembriyo junto con Federico Moura (quien mucho después lideraría Virus), para la cual el Indio escribió algunas letras. Deborah se había enamorado perdidamente de Solari (se lo dijo ella misma a la periodista Gloria Guerrero, quien lo volcó en uno de esos libros-que-no-hay-que-leer), y parece que a pesar de que hubo mucha onda con la mina de parte del Indio también; él prefirió seguir de novio con Andrea Cecilia Mallo, con quien se casaría al poco tiempo, para terminar separándose meses después. Pero Deborah seguía enamorada de él ("mi fiel enamorada"), y jamás le pedía nada ("se cobra con favores nomás", dice, aludiendo a que ella se contentaba con verlo como una especie de personaje a admirar, de líder carismático que la atraía; a lo cual él correspondía con poemas o letras de canciones o simplemente con su amistad, compartida a veces en alguna excursión a la Isla Paulino donde Deborah "cargaba sangría en termos de telgopor"). Le pone "Vip" a Deborah, porque si bien él no la amaba; la mina era gente VIP (Very Important Person) porque venía de una familia biam, de guita, y además; ella era para el Indio alguien importante, significativo, especial. Él no pudo o no quiso corresponder a su amor, pero valoraba mucho su amistad.
"La abandoné en una rave de Astrolandia / (No quiere darme otra oportunidad) / Así va mi amor, felpudo de mi alma / (Tratándose de un jamonero, está mal!)": Una metáfora muy finita. Veamos, ¿cuál fue esa rave en la que el Indio "abandonó" a Deborah? Solari emplea el término rave para referirse, no a lo que hoy por hoy entendemos como tal, esto es, una fiesta masiva de música electrónica (techno, house, trance, etc.) e intenso consumo de drogas sintéticas; sino a lo que era en la Inglaterra de los años 60 y 70 en el ámbito de la cultura beat, el rock y la bohemia: una fiesta "salvaje", psicodélica. Y es muy apropiado el uso que el Indio hace del anglicismo, porque algo parecido a eso: una rave, una fiesta salvaje, fue, precisamente, la celebrada en ocasión de su casamiento con Andrea, en casa de la madre de ésta, la actriz Chany Mallo, quien era una figura estelar ("astro") del teatro, el cine y la televisión. De allí lo de una rave de Astrolandia. Y lo de “no quiere darme otra oportunidad”, se refiere a la vida: alude a que no puede volverse el tiempo atrás y cambiar la manera en que se dieron circunstancialmente las cosas. Con lo de "así va mi amor, felpudo de mi alma", expresa que "usó" a Deborah de "felpudo" de su alma, es decir, de amiga y confidente (pese a que él se casó con Andrea; Deborah siguió enamorada de él, se mantuvo cerca suyo y hasta vivió todas las alternativas del casorio del Indio). En cuanto a lo de "tratándose de un jamonero, está mal!", obviamente alude a que él es un tipo que se jacta de "comer jamón del medio", es decir, alguien capaz de calibrar adecuadamente a las mujeres, capaz de darse cuenta cuando aparece alguna en su vida que es "especial", que es "jamón del medio".



"En trance en la Catedral de La Plata": Bifurca la temática de la canción y evoca otro recuerdo: la famosa noche de fernet en la cual los cuatro (el Indio, Poli, Skay y Rocambole), todos con un pedo cósmico ("en trance"), dejaron volar su imaginación y diseñaron en sus mentes el arte de tapa de lo que sería el disco Oktubre, con la catedral de La Plata en llamas, incendiándose, y la multitud con banderas rojas y negras.



Además, a lo de “trance” el Indio le da la acepción a que aquella noche de fernet en que imaginaron eso de la catedral en llamas para la tapa de Oktubre, estaban como en  un “trance” igual a ese en que los cultores de una rave piensan que pueden entrar bailando todos al son de la música que les digita un DJ y como “sintonizando todos la misma frecuencia”.
"Y... cosa rara!... vengo de un palizón": El "palizón" del que viene el Indio, es ese estado de ánimo abatido, nostágico, triste, harto de vivir; es todo eso que había volcado en "Dr. Saturno" de Momo sampler. Se sorprende de sí mismo, dice que es raro ("cosa rara!") que justo después de haber atravesado toda esa etapa profundamente depresiva; encima ahora le dé por recordar cosas que de pronto lo entristecen. Y creo que un poco también está aludiendo con lo de "palizón" a la disgregación de los Redondos, a que él esperaba otro final; algo un cacho más "incruento" de lo que fue.
"Me machacó feo, como a un pelele / Y burbujeando mi nata escapó / Ya me compré un patero de la costa / Allá... en la Isla Paulino, dulzón / Ahora que llueve y hace mucho frío... / Voy murmurando -"está bie, vos ganás...": Acá retoma la temática principal de la canción, vuelve a evocar esa época de su juventud en La Plata, en Berisso, en la isla Paulino, vuelve a referirse elípticamente a Deborah y todo eso... Comienza diciendo que el amor de Deborah lo "machacó feo, como a un pelele", quizá en alusión a una suerte de "arrepentimiento" suyo por no haberle dado bola a la mina, o quizá Deborah en alguna oportunidad se lo echó en cara o se lo reprochó y lo dejó hecho una piltrafa, vaya uno a saber… Y trascartón, con lo de "burbujeando mi nata escapó," vuelve a la metáfora del caramel macchiato, a la nata burbujeante de ese tipo de café.
A continuación, se sitúa imaginariamente en la isla Paulino escabiando vino patero ("un patero de la costa... dulzón"). En la isla Paulino, los inmigrantes italianos que la poblaron, plantaron muchos viñedos de uva dulce (la popular uva "chinche") y elaboraban vino con uvas pisadas por los pies de esos gringos. Todavía existen esos viñedos y todavía se sigue haciendo en la isla Paulino ese vino patero. Es común que en una excursión a la isla Paulino, uno se compre alguna artesanía en mimbre y algún vinito patero hechos ahí. Luego,  el Indio vuelve en su imaginación al hoy, a la época actual, y la sitúa en un contexto de recuerdos cargados de tristeza y nostalgia, lo cual metaforiza en "ahora que llueve y hace mucho frío". Y termina con un "está bie, vos ganás…", como una expresión de hartazgo "dedicada" a alguien con quien ya está hastiado de discutir (¿Skay, quizá?).
"Soy viborita que quiso un milagro / Y en ese día la hicieron bastón!... / Toda la sangre se fue de mi cuerpo / Soy un fantasma quieto...": Acá otra vez bifurca la temática de la canción, aunque siempre en el contexto de recuerdos tristes. Está diciendo que él es la "viborita que quiso un milagro y ese día la hicieron bastón", refiriéndose a que la figura principal, lo sustancial de los Redondos, fue él, que quiso un "milagro" (el provocado con sus canciones), y lo "hicieron bastón", o sea, al “enderezar la viborita”, al “convertirla en un bastón”; a la vez “torcieron” sus sueños de un “milagro”. Y él esperaba otra cosa… Dicho en criollo, está echándoles la culpa de la disgregación de los Redondos a sus ex socios. Y concluye diciendo que terminó todo, ya está, no hay más banda, ya no siente la pulsión de antes, no puede experimentar las mismas sensaciones ("toda la sangre se fue de mi cuerpo"); y ahora él es solamente un "fantasma quieto".


Enlace a la canción en Youtube

-Juan Carlos Serqueiros-

7 comentarios:

  1. Un agregado, la noche del fernet, respecto de la tapa de Oktubre, se dió, porque el arte de la tapa, se la había presentado a Skay y Poli, el Indio, que era de su gusto armar su propia expresión en las artes de tapa y fué una noche agria, el indio se retiró "traicionado", cuando los dos se decidieron por la que había esbozado Cohen, como si hubiese un acuerdo anterior entre los tres, según recuerdo.

    Un abrazo y a Déborah la conocí, era seguidora de "Dulcemembriyo" y tiene un Centro de enseñanza musical en la Plata, acá su foto

    http://www.flickr.com/photos/45958078@N06/4226875871/

    Y acá el Instituto

    http://www.emueducacionmusical.com.ar/INTERIOR/contacto.html

    En fin, los años no se suman, se acumulan, nos veremos en Marzo, cariños a la flia.-

    Posdata: Peditos de zorro lo llamábamos a las flatulencias entrecortadas que por gracia o necesidad, soltábamos al caminar jajaja

    Cumbias y merengues crueles,
    otra vez

    ResponderEliminar
  2. Por dios. Impresionante lo que oculta el Indio con metaforas y pocas palabras.
    No tengo palabras para describir su genio.
    Gracias por todo Indio

    ResponderEliminar
  3. "Soy el temible 'peditos de zorro'" se me hace que es porque el es un chabón jodido, un tipo pesado. "Y sin embargo causo siempre adicción", al ser un tipo pesado, la gente se le acerca y se le hacen los amigos, porque es mejor tener a un loco de tu lado que en contra. "Hay mucha piel de gallina a mi lado" es porque la gente que lo rodea también le tiene miedo a él.

    ResponderEliminar
  4. se aprende la vida misma con estas interpretaciones de las letras del indio...es un dios! tengo 19 años y la vida golpea fuerte,por eso no dejo de escucharlo! saludos. excelente aporte genio!

    ResponderEliminar
  5. Sin mucho datos para fundamentarlo, un conocido me dijo que era un tema dedicado al violinista platense Sergio Poli colaborador de los Redondos en discos y recitales

    ResponderEliminar