domingo, 22 de abril de 2012

PERDIENDO EL TIEMPO







































Escribe: Juan Carlos Serqueiros

PERDIENDO EL TIEMPO
(Beilinson - Solari)

Va a amanecer y desde el muelle
veo el ferry en que te vas.
El amor empezó a quedarte chico
y el silencio lo enredó.
¡Angeles! yo ya no me puedo ir...
me ata un fuego  y mi sueño duerme aquí.
Ella sí que era el fuego,
ella sí que bailaba en las llamas.
Por primera vez tengo miedo
de no hacer bien mi papel.
Sé que voy a perder un poco el tiempo
y tirar con lo que hay.
¡Angeles! yo ya no puedo partir,
me ata un fuego y mi sueño duerme aquí.
Ella sí que era el fuego,
ella sí que bailaba en las llamas.
Apagó sus ojos tristes y luego embarcó...
Recuerdos que mienten un poco
(siempre fue así)
Nuestro miedo helará éste infierno, creo.
Sopla un viento frío en la ciudad.

Una bellamente triste letra, que narra una relación de pareja que queda trunca. Aún a pesar del amor que siguen sintiendo el uno por el otro (en la apariencia, pero... ¿será verdadero amor lo que sienten?, mmm... veremos...), quienes la integran han resuelto romper el vínculo que hasta allí los unió. 
La separación y despedida (desgarradoras) que se describen en la letra, pueden haberse producido por distintas causas, pero lo que para mí está evidenciado, patentizado en la poética del tema; es que llega para esa pareja un punto de inflexión en el que quienes la componen habrán de tomar una decisión: la de sacrificar el amor (o eso que ellos tomaron por "amor" y que después veremos que no lo es tanto) que se tienen el uno al el otro; en aras de un sentimiento que entienden como superador de ese amor, como algo que lo trasciende.
La separación no se dio en un marco de bronca mutua, no se dejan en malos términos; lo cual queda ilustrado en el hecho de que él la acompaña al puerto en su partida. Luego, queda parado en el muelle, mirando cómo ella se aleja ("va a amanecer y desde el muelle veo el ferry en que te vas").
Seguidamente, se pone a pensar en las causas de la ruptura por parte de ella: "El amor empezó a quedarte chico y el silencio lo enredó", reflexiona, atribuyéndole a ella el sentir algo que trascendía al amor que tenía por él, y que a la hora de los bifes, pesó más en su balanza. Y ¿qué puede ser eso frente a lo cual a la mina "el amor empezara a quedarle chico"? Bueno, la letra no lo dice y sólo podemos inferir: por ejemplo, suponer que en ella pudo más la influencia de intereses de otro tipo, quizá algún ideal socio-político, o tal vez algo más prosaico, como alguna ambición material o profesional, vaya uno a saber... Lo seguro es que ella privilegió algo, sea lo que fuere ese algo; por sobre el sentimiento que experimentaba hacia el chabón. Por eso "el amor empezó a quedarle chico", es decir, a no satisfacerla en plenitud. Sin embargo, él no es auto indulgente; ya que también se echa sobre sí mismo una porción de la "culpa", cuando reconoce que "el silencio lo enredó", 
o sea que hubo por parte de la mina un planteo previo que él desoyó en su momento. Alude así a una complicación adicional: la falta de diálogo, diálogo ese que quizá -y sólo quizá- hubiese recompuesto las cosas.
Y es en ese orden de pensamientos que él profundiza y medita en sus propias razones para que ese desenlace se produjera: "yo ya no me puedo ir... me ata un fuego y mi sueño duerme aquí", se dice tanto a sí mismo, como también dirigiéndose imaginariamente a la mina (que a esa altura, ya se fue), aludiendo a obligaciones y/o responsabilidades que no puede gambetear, ignorar, eludir, y que lo llevan a tener que resignar lo que siente. Y al igual que ocurría con los motivos de ella, los de él tampoco se especifican claramente en la letra; con lo cual otra vez sólo podemos hacer especulaciones en torno a eso: por ejemplo, el tipito también puede haber tenido algún interés material o intelectual que reputó como más poderoso que el amor, o quizá tuviera una relación que no se animó a romper, hijos tal vez, chi lo sa...
En cuanto a lo de "¡Angeles!", alguien me dijo una vez que en una de las empresas de servicio de ferry que hace Buenos Aires-Colonia, uno de los transbordadores tenía ese nombre y que por eso el Indio ponía lo de "¡Angeles!". Qué sé yo... todo puede ser; pero no me cierra la "explicación". Es posible que haya habido un transbordador con el nombre de "Angeles", pero si un perfeccionista como Solari hubiese querido citar en una canción el nombre de un ferry, no iba a omitir el entrecomillado, dejando así de señalar inequívocamente que está citando el nombre que se le puso a algo. ¡Justo él!, tan luego... no, ni en pedo. Más plausible se me hace que esté mencionando el nombre de la mina; aunque tampoco esa posibilidad me satisface del todo. Y además, hay que considerar lo de los signos de admiración, que por algo están, ¿no? Lo que más probable me parece, es que eso de "¡Angeles!" sea una expresión empleada en lugar de poner el más usual o frecuente "¡Dios mío!" o "¡Ay, Dios!", algo así... Y me afirma en esa opinión la circunstancia de que el Indio escribió las letras de Lobo Suelto / Cordero Atado -salvo las que él mismo catalogó de "temas de hace mucho tiempo", como "Negrita" (así llama Solari a "Caña seca y un membrillo") y "Ya no late más" (que en el disco pasó a llamarse "Lobo, estás?")- en República Dominicana; donde efectivamente la exclamación "¡Angeles!", popularmente se utiliza en lugar de "¡Dios mío!" y "¡Ay, Dios!".
A continuación, viene una remembranza de lo que la tipa significaba para el ñato: "Ella sí que era el fuego, ella sí que bailaba en las llamas", evoca él; con lo cual, de paso, se nos clarifica la cosa acerca de qué era lo que los unía, porque eso nos remite a entender que lo de ellos no se trataba de un amor verdadero; sino de una pasión ardiente, volcánica diríamos; que ellos confundieron con amor. Esa pasión, a él se le está yendo embarcada en un ferry, y por eso siente esa aprensión que expresa con lo de "por primera vez tengo miedo de no hacer bien mi papel", es decir, siente temor de que a partir de que le falte la mina que lo tenía borracho de pasión, no pueda soportar estar sin ella, y entonces se raje en pos de recuperarla, huyendo así de esas responsabilidades y obligaciones que constituyen el "papel" que le tocó en el reparto, ese rol que debe desempeñar.
Trascartón, se pone a cavilar en lo que va a ser su vida de allí en más, sin la mina: va a "perder un poco el tiempo y tirar con lo que hay". O sea, imposibilitado de disfrutar el goce de la pasión, porque ella ya no estará; él se va a dedicar a "perder el tiempo" en relaciones sin ninguna significación especial, "tirando" con "lo que hay".
Y rememora (masoqueándose un poco, si se quiere) el momento de la despedida, cuando ella abordó el ferry en que se fue: "Apagó sus ojos tristes", dice refiriéndose a que la mina cerró sus párpados para contener el llanto, y "luego embarcó".
Y vemos que la tristeza de tal despedida, seguramente no matará a ninguno de los dos, porque enseguida se dice a sí mismo: "Recuerdos que mienten un poco (siempre fue así)"; como diciéndose que en el fondo, está haciendo un cacho de melodrama, que de ese "amor" que creyeron haber sentido, no se van a morir; y que en definitiva, cada vez que recordamos algo que nos ha sido trascendental en alguna medida, que nos ha marcado o influido notoriamente; tendemos a exagerar. Así, después de todo, esa tristeza que él atribuyó a la mirada de la mina al despedirse, quizá no haya sido tan honda como él se empeñaba en creer... Y de paso, la de él tampoco, porque cierra con un esperanzado "nuestro miedo helará este infierno, creo"; como diciéndose a sí mismo algo así como "la voy a extrañar y seguramente ella me extrañará, pero después, los motivos que tuvimos para romper la relación, terminarán imponiéndose por sobre el deseo de estar juntos".
Y tanto es así, que ahora mismo nomás, el "infierno" de esa pena, ya comienza a helarse con ese "viento frío que sopla en la ciudad".
A rey muerto, rey puesto, dicen, y la vida continúa...

ENLACE A "PERDIENDO EL TIEMPO" EN YOU TUBE

-Juan Carlos Serqueiros-

14 comentarios:

  1. Con la salvedad que siempre le impongo a mis comentarios, por falta de memoria exacta, creo que relata la historia de una mina Platense, que pira por el "Vapor de la carrera", por razones de militancia política.

    Creo que pesó más su condición de militante perseguida, que amor, esto de hacerse cargo de la maldita valija, ajena, hasta que el riesgo superó la pasión o hasta que la pasión de ella empujaba a él, a la militancia, anda por ahí.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah!, me acabo de acordar de algo: Cuando interpretábamos las letras en el foro, también la había interpretado así como decís vos, como una pareja que se rompe porque la mina se exilia debido a persecución política. Y también ese contexto había interpretado "Roxana Porchelana", que para mí, era una de los 30.000 desaparecidos. Más aún: yo pensaba que Roxana Porchelana era Marianne Erize, la modelo franco-misionera que hacía la propaganda de Jockey Club en los 70s ¿te acordás?, y que los genocidas la desaparecieron Pero después, recordé que Marianne había desaparecido en San Juan, no en Palermo Chico como dice la letra de Roxana; así que no podía ser ella... Hoy tengo mis dudas de que Roxana Porchelana hable de una desaparecida; pero... Dicho sea de paso, a esa no la interpreté acá...

      Eliminar
    2. Roxana para mí, era un "toga televisivo", es porque no dejó muñeco "pastero" sin enjabonar, eso la hizo de compañia a "extranjera", con parada en "Rond Point", si la memoria no me falla, por caso, para dar un ej. "Marcela Tiraboschi", la última piedra de Cacho Fontana, y creo además que lo de porchelana es por el cutis o la piel, pero siempre la tuve por gato televisivo, sin rasgos políticos.

      De todas maneras solo el Indio puede encajonarlo, sus cruces de recuerdos hacen que, no sé, empiece por Débora, pase por Viruta y termina en la Negra.-

      Eliminar
  2. Lo que tiene de genial una canción, es que cada uno la resignifica, y es por eso que la cantan y la llevan en los labios, tantas personas de pensamientos, ideologías, -o sin ella-, de afectos, de pasiones... tan diferentes. Es cierto, porque no te cerró Uruguay, fué que no la subiste como exilio político. NO obstante, lo mencionás, así que vale igual: Y si no, igual valdría. El objetivo de la canción está cumplido. Chin chin!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Sí, amor, es cierto, hay tantas interpretaciones como personas; y en esto nadie puede tener LA posta; pero digamos también que alguna fundamentación en lo que se interpreta tiene que haber; porque si no, alguien podría sostener cualquier delirio, como... qué sé yo... afirmar que "Masacre en el puticlub" habla de la vida extraterrestre, por decir cualquiera... Yo creo que una interpretación tiene que tener su basamento, y no digo reflejar fielmente lo que quiso transmitir el Indio porque eso es imposible, pero sí por lo menos tener una idea general de la temática que aborda; porque si no ¿para qué intentar la interpretación? No, yo a esas cosas les doy mucha pelota, y pretendo que lo que interpreto tenga alguna razonable seriedad; no que sea una chantada... Mirá, por ejemplo, nunca me puse a escribir la interpretación de "Sorpresa de Shangai", a pesar de que sé de qué va la letra: es un cogedero, donde un tipo esnifa de la buena; pero ocurre que me consta que el Indio a los títulos les da capital importancia, y lo de Shangai por algo lo puso, ergo, es importante; y como yo no sé en qué contexto aplicó lo de Shangai, si se refiere a la ciudad, o si es el nombre de un cogedero (no creo porque lo hubiera entrecomillado) o qué será; entonces prefiero abstenerme y no andar escribiendo pelotudeces, encima erróneas. Y este tema "Perdiendo el tiempo" no es la excepción: yo le voy a seguir dando vueltas a lo de que se trata de una pareja de perseguidos políticos, y si logro una explicación a las dudas que tenía; no voy a tener ningún empacho en escribir: "Che, la interpretación que hice, ahora me parece errónea; y creo que lo correcto es que se refiere a tal cosa", y listo... El Indio tiene una extrema honestidad intelectual, y entonces creo que si uno se va a poner a interpretar su poesía, lo menos que puede hacer, es ser serio y honesto; no andar chanteando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo creo que lo que hacés lo hacés muy bien, pero no vas a tener en todos los temas la coherencia y puntillosidad que tuviste en "Una rata ....", algo que me maravilló !!!!!, en lo personal, creo que lo de "Shangai" viene por la decoración, si te acordás del "Texas", y etc's. en 25 de Mayo o Reconquista, los volteaderos del puerto, bueno, muchos migraron de la ambientación del "Lejano Oeste", con las puertas vaivén a las orientales, más baratas y de menor gasto de manutención, la razón fué Vietnam y sus prostíbulos, recordá que "The Deer Hunter" (El Francotirador", con "Robert De Niro es del '78, eso es lo que creo. : )

      Eliminar
  4. P.D. Y para chantas, ya demasiados hay con los que escribieron los libros esos que Solari dice que "no hay que leer". Yo no quiero ser uno de esos, por más que con esas chantadas, ellos hayan ganado guita; yo prefiero que vos puedas seguir mirándome a los ojos y viendo en ellos honestidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te enrosques, para saber que algo es bueno, hay que conocer lo malo, "lo bueno estaba arriba del escenario", abajo ............

      Eliminar
  5. Los hilos conductores sabés destejerlos y volverlos a tejer. Así que dales vuelta nomás, que en camino certero estás. Al menos a mi gusto!. BEshito!

    ResponderEliminar
  6. Acabo de reparar en algo: aún cuando tuviéramos certeza respecto a que los motivos que tuvieron para separarse pasaban por l apersecución política; la interpretación que hice no variaría sustancialmente; seguiría igual, porque fíjense que hasta puse, para los dos, que podrían tener "algún ideal socio-político". De todas maneras, es un dato importante, no es trivial porque no se trata de una boludez como podría ser por ejemplo, el nombre preciso de alguien; si los motivos por los cuales cortaron hubieran sido esos, tenemos que saberlo. Marce, cuando lo veas a Walter, preguntale; por ahí sabe... Y la otra posibilidad (no sé si tenés trato con él y lo ves ocasionalmente) es averiguar vía Claudio Kleiman, que ese seguro que lo sabe.

    ResponderEliminar
  7. Si lo cruzo, se lo pregunto, aunque sinceramente creo, que no ha de saber y con Kleiman, nunca estuve en buenos términos, para mí fué parte de los laterales del escenario

    ResponderEliminar
  8. son hermosos locos de la guerra!! los leo y me es imposible no recordar , sensaciones, hormigueos , adrenalina de otras épocas!

    ResponderEliminar
  9. Me gustó mucho tu interpretación; es elocuente y concisa. Sin embargo, yo había sonsacado otro sentido de la letra, quizá un tanto más burdo y vulgar.
    En mi opinión, el Indio hace referencia a su impotencia sexual (algo frecuente en muchos tipos), y cómo ésta quebranta la relación que sostenía con la minita.
    "El amor empezó a quedarte chico y el silencio lo enredó". Silencio como metáfora de inacción. A la mina el amor le quedó chico en el sentido de que ya no le importaba tanto las emociones sino que al chabón no se le paraba.
    "¡Ángeles! yo ya puedo partir... me ata un fuego y mi sueño duerme aquí". Él no puede llegar al cielo de los ángeles por su impotencia. El fuego (la excitación) lo ata en reposo sexual indeclinable.
    "Ella sí que era el fuego, ella sí que bailaba en las llamas". La minusa sí tomaba las riendas en el asunto: podía actuar sin ninguna imposibilidad física estorbándole.
    "Por primera vez tengo miedo de no hacer bien mi papel", es decir, no poder hacerlo con ella, como era habitual.
    "Sé que voy a perder un poco de tiempo y tirar con lo que hay". Va a improvisar de acuerdo a su condición impotente: estimularla a la mina de otras formas ("tirar con lo que hay" también puede interpretarse de otra manera, siguiendo en el plano sexual).
    "Apagó sus ojos tristes y luego embarcó". Ya habla de cómo la mina lo deja.
    "Recuerdos que mienten un poco (siempre fue así), nuestro miedo helará este infierno, creo". Todas aquellas emociones bonitas que experimentaron en el pasado les mintieron: a fin de cuentas, nada más que el sexo es lo relevante. Y el temor que temía el Indio (o el chabón x) por no poder "hacer su papel" en ese ámbito iba apagando la lumbre de la pasión.
    "Sopla un viento frío en la ciudad". El frío está ligado a la incapacidad sexual del tipo, y éste atraviesa la ciudad porque, ¿viste?, cuando uno viene de ponerla las cosas se tornan coloridas. Sin embargo, al no poder hacerlo el flaco, la ciudad que otrora vio alegre hoy sólo es viento gélido.
    "Va a amanecer y desde el muelle veo el ferry en que te vas". Y, así, la mina lo abandona al amanecer (quizá haya sido inmediatamente después de un marco sexual. Es comprensible lo de la mina, también; se habrá sentido indeseada o qué sé yo. Por eso discutieron y al rato después la mina se toma un ferry y raja. "Va a amanecer" porque cuando el suceso triste ocurrió era ya de madrugada, transcurso del día en que lo sexual se formula, habitualmente.)

    Y nada. Quizá sea rebuscado, pero de esa forma lo vi yo.

    ResponderEliminar
  10. Muy buena interpretación, si lo pensamos, no es tan enredada como otras letras del Indio. Concuerdo en todo menos en lo que es una familia u otra mujer lo que lo ata; cuando habla de un fuego y "mi sueño duerme aquí" definitivamente suena a algo que tiene que ver con un ideal o incluso una pasión de otro tipo como lo que él quiere para su vida, un sueño precisamente que no puede dejar por ir detrás de una persona. Lo de hacer bien su papel tampoco lo veo relacionado con tener una familia porque me parece algo menos literal y más en el sentido de simplemente hacer algo no conveniente, impulsado por el momento, hasta podríamos decir "hacer el ridículo" desde su punto de vista (es decir tampoco necesariamente algo ridículo sino que así lo ve él, "dejarse ver", dejar ver alguna debilidad), de cierto modo, como también lo describiste vos excepto que no veo que "papel" sea necesariamente algo tan literal.

    ResponderEliminar