lunes, 16 de enero de 2012

YA NADIE VA A ESCUCHAR TU REMERA





















Escribe: Juan Carlos Serqueiros

Ya nadie va a escuchar tu remera
(Beilinson-Solari)

Esto es efímero
Ahora efímero
Como corre el tiempo!
Tic... Tac efímero
Luces efímeras
(Pero te creo...)
Es casi hipnótico
(El tic no alcanza a tac)
Ni me moja el paladar
El ritmo efímero!
El grito efímero!
(Pero te creo...)
Un último secuestro no!
El de tu estado de ánimo, no!
Tu aliento vas a proteger
En este día y cada día.
Al reloj lo del reloj!
Y alrededor del reloj tu estado de ánimo!

Veamos: ¿quién puede "escuchar" una remera? Y... obviamente el público que asiste a recitales musicales, especialmente de rock (con "especialmente", me refiero a los 80, porque la canción es de "Oktubre", es decir, 1986; hoy en día es mucho más común usar remeras que identifiquen a un artista o grupo determinado, independientemente del género musical que cultive; pero en aquella época, el lucir una remera con el nombre o el logo de una banda, estaba casi exclusivamente limitado al ámbito del rock).
La letra (por favor, tomar en cuenta que a los efectos de la interpretación, escribo como si estuviese situado en un contexto en el cual Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, aún existieran; pese al tiempo transcurrido desde la disolución de la banda) alude a esos “hits” musicales que sólo representan en definitiva “éxitos” de efímero suceso, que se agotan al escaso tiempo de producidos y que son reemplazados rápidamente por otro hit (que a su vez será también tan efímero y de tan corto plazo como el anterior).
En las dos primeras estrofas Solari comienza “confesando” su expectativa: él entiende que el éxito que Los Redondos habían alcanzado por ese entonces (1986), bien podría ser ser un éxito pasajero, uno en el cual el tic de un reloj no alcance a transformarse en tac; pero a la vez esboza una “protesta” de su honestidad artística, una reafirmación de la misma. Es esa autenticidad del Indio la que el público redondo premia asistiendo persistentemente a las misas. En resumen, los redondos de abajo sí creen en la banda a la cual siguen; lo cual se define simplemente en una frase: “pero te creo”. Y el "pero te creo", es en realidad un feed back, una especie de proceso de ósmosis; porque se da en ambos sentidos: público - banda - público - banda...; en un ciclo que se repite permanentemente.

Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota jamás fueron una banda “efímera”, de hits pasatistas y de "gritos" momentáneos que después, al pelechar un mango, se transformaron en tímidos susurros (pensemos: ¿a cuántos músicos y bandas pseudo combativos vimos pasar?... Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota nunca "secuestraron" a nadie ni se aprovecharon vilmente del suceso que provocaron en el público, explotando miserablemente el "estado de ánimo" -o sea, el impacto que su música provocó en la psique de cada uno de nosotros-; como sí lo hicieron otros...).
Al Indio nunca le ocurrió eso de “ya nadie va a escuchar tu remera”. Es una suerte de contrato no escrito: Los Redondos jamás traicionaron sus postulados, y a la vez; su público jamás abandonó al grupo (“tu aliento vas a proteger / en este día y cada día”).

ENLACE A LA CANCIÓN EN YOU TUBE: http://www.youtube.com/watch?v=cNyeTAVPliM

-Juan Carlos Serqueiros-

5 comentarios:

  1. Dos ítems, siempre en lo que creo, en esta tema, pone de manifiesto que "la fidelidad es un camino de ida y vuelta", pero además, la mención de "Ya nadie vá a escuchar tu remera" está referida al Che Guevara, en Sudamérica las dictaduras ponían su final "condicionando", lo hizo el Brasil, Chile, Argentina, etc's., creo que en este tema también pone en juego esa dualidad, a la que nos tiene acostumbrados, las razones, quizás se puedan encontrar en que el Continente, tenía Democracias incipientes y débiles, el lanzarse a temas "urticantes" no era "saludable", a esa altura.

    Por supuesto esto solo expresa lo que creo, sin ser poseedor de verdad revelada alguna.

    Un abrazo y cariños a Gaby : )

    Posdata: Estoy buscando en mi memoria de manera "frenética", al que le decían "Monsieur Sandoz", de bigote tupido y levantado en sus puntas, tipo el Periodista de Página 12, pelado con voz de relator puntilloso, en fin, me rindo, andaba de yunta con Fenton, siempre tenía encima una latita "chata", que se desplazaba encima de la cajita, con las pastillas para adelgazar que producía el ex Laboratorio Sandoz, que contenían "Anfetaminas", pasa que se unió a Novartis, razón por la cual se me complica el encontrarlo, creo que se llamaba Fabián y era de San Isidro, Martínez, por ahí, en fin, ya me acordaré, fué un escrito de Quique Pérez (Zaragoza - España - Camida Blanca!!=), en el link de Tomasito ......., que con esta vista de mierda tampóco encontré, termino porque me agarra la locura, Adieu bye bye!

    ResponderEliminar
  2. Camisa Blanca*
    El periodista de bigote tupido es Martín Caparros y me fuí, ya no veo un elefante en el baño

    ResponderEliminar
  3. Si hay algo que la gente se pone para demostrar su sapiencia y su "pertenencia" o adhesión a lo revolucionario, es la camiseta del che. Lo único llamativo es el título, porque el Indio, por lo poquitititito que voy cazando, dice "escuchar la remera" y luego habla de gritos y ritmos efímeros. Ahí es donde me da por cerrar un significado en "bandas efímeras" que te secuestran el ánimo por un minuto pero que ni "mojan el paladar", no se paladean como un buen vino, o una buena comida. Es, digamos, comida chatarra, de esa que prometen darte con la cajita feliz en un minuto: controlan el tiempo que lleva cada menú individual que debe ser "ejecutado" en "X" cantidad de tiempo.
    Humildísimo lo mío ya que no soy redonda, sino alguien a quien le gusta rodear el reloj (escuchar la música en el mandala de la vida, un mandala redondo, símbolo del tiempo circular y perfecto) con un estado de ánimo sostenido mientras dure el trayecto y no medirlo por segundos de Tic Tac. Un saludito para vos Marcelo!!!!, y para vos Juanca otro a pesar de vernos todos los días! jajajaaj!.

    ResponderEliminar
  4. 'ta que lo parió... me había olvidado de poner el link a la canción; ya lo agregué... Pasa que estoy a 7.000 vueltas, mi socio está de viaje y tengo todos los balurdos del laburo encima, yo solo...
    Lo bueno de la poética como la que escribe el Indio ("críptica" dirían los giles jajaja), es que cada uno puede darle el significado de acuerdo a como mejor le resuene en sus sentidos. En ese orden de pensamientos y sentimientos, a Marcelo le surge la figura del Che, estampada en millones de remeras por todo el mundo; a Gabriela y al que suscribe, le surgen bandas roqueras de suceso efímero; a otr@ le surgirá una significación distinta, y así... Una de las letras que a mí particularmente me vuelan el coco, es "Nuestro amo juega al esclavo", y pese a que me consta que está referida exclusivamente al contexto de las tiranías militares en nuestro país; en mis sentidos resuena de otra manera y le otorgo otra significación: para mí, es el ejército de ocupación de un país imperialista, avasallando a un país del Tercer Mundo (o "emergente" como instalaron ciertos pseudoperiodistas... y me pregunto: ¿Cómo mierda puede ser "emergente" una nación??? O es nación, ergo, jamás puede ser "emergente"; o no es nación y punto; pero bueh...). Y entonces, como estoy segurísimo de que la interpretación "correcta" (digo "correcta" porque es la que quiso darle el Indio, quiero decir) es la de que se refiere a las tiranías militares de acá; no subí la mía porque me parece un despropósito contrariar el significado que le dió el autor, máxime cuando ese significado se hizo público de modo inequívoco... Y sin embargo, cada vez que leo la letra o escucho la canción (o ambas cosas juntas, como me gusta hacer), más se me afirma mi propia interpretación; a pesar de saber que es errónea.
    Por eso me encanta que el Indio nunca explique nada. Estoy seguro que a muchísima gente le gustaría que el Indio saliera a fundamentar cada una de sus poesías; y a mí, no, ni en pedo, yo no quiero que explique nada... (Y me imagino la de puteadas que me deben estar mandando much@s hasta en chino mandarín jajaja).

    ResponderEliminar
  5. Si no fuera por vos, jamás hubiese escuchado al indio. Y todavía me tenés que copiar el CD!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Y EL DE TU VIEJA!JAJAJAJA!. Bueno, con que copies el mío ya es suficiente! jajaja!. P/D: en un rato subo a lo del otro Marcelo. Estamos rodeados! jajaqjaa!

    ResponderEliminar