lunes, 21 de noviembre de 2011

POOL, AVERNA Y PAPUSA





















Escribe: Juan Carlos Serqueiros

Pool, Averna y papusa 
(Beilinson - Solari)

Su llave arrojó
se fue, así, sin más...
puteando por lo bajo se marchó.
Un killer riff en su contestador
dejó sonando como confesión.
Sin bulchitear a nobody, man
una corazonada fué esta vez...
lo puso en la ruta...(bie bie!)
con pases de chabona y lágrimas.
Con un platino de American Express
trucho, pero un lindo "camaleón".
Se despidió del negro Burgundy
pero enseguida le bajó el pulgar
brindó también con el flaco Merlín
y vacaciones dió a su corazón...
No hay quién le quite a ese gallo el espolón!
Que ruede la bola! El zumba se va! (bye bye!)
Bendita sea su vieja pick-up
lo echó de la cabina y se desvió
lo escupió y desbarrancó
y al borde del abismo lo dejó.
Fué la claridad que lo encegueció.
Que ruede la bola! El zumba se fué!
bye bye!
 


El título comienza con lo de pool en una metáfora de múltiples significaciones: el rodar de las bolas con las que se juega al pool; el "que corra la bola" (que todos se enteren) de lo que pasó; el dejar que “ruede la bola”, es decir, resignarse al destino, una suerte de “y bueno, hay que dejarlo correr, que le vas a hacer, es así”; y también hay que considerar que el vocablo inglés “pool”, define un fondo económico en común, un pozo de guita que se junta entre varios, lo cual puede estar aludiendo a un dinero que reúnen entre algunos marginales para una actividad delictiva determinada, por ejemplo, comprar droga y revenderla o, entre todos, bancar un bulo para aguantadero, para partuzas, etc.
Averna es una marca de vermut italiano, un amaro, es decir un aperitivo amargo hecho a base de hierbas. y elaborado por la empresa Fratelli Averna.
Lo de papusa está empleado, no en el sentido de una mujer linda en lunfardo; sino aludiendo a la cocaína, ya esa es una de las formas en que se designa a esa droga.
Al chabón que protagoniza la canción ya lo conocemos de antes: es nuestro viejo amigo el zumba, personaje central de la canción Gualicho. Ahora, regresado de su aventura en Finisterre, a donde había ido 
“rajando del amor” y “detrás de un beso nuevo”; parece haberse convertido en un marginal que, entre otras lindezas a las cuales se dedica, trafica drogas. El Indio lo llama “zumba” (que en lunfardo quiere decir testaferro), como aludiendo a que el tipito es el jefe nominal de una banda de delincuentes, pero en la apariencia; mientras que en realidad, el jefe de la banda sería otro ñato, alguien oculto y a quien no se menciona en la canción pero que al mismo tiempo, está implícita su existencia. 
“Su llave arrojó”: Tiró el arma que esgrimía -una púa, como veremos más adelante-. En el argot tumbero, "estar llaveado" es estar armado, asimilando la posibilidad de usar un arma para liberarse, con la utilidad de una llave común para abrir una puerta.También, tomando literalmente el término; el tipito podría estar tirando a la mierda la llave del aguantadero en que se esconde o de algún sitio donde oculta algo (por ejemplo una caja de seguridad en algún banco, o quizá un cofre de esos de las terminales de micros o de aeropuertos donde pueden dejarse cosas en guarda). Y la frase tiene un gran simbolismo, porque nos está indicando que el tipo no piensa volver más al lugar del cual se va, o a ese sitio adonde fue a buscar algo que tenía encanutado: el hecho de tirar la llave, ya sea que esté referido a una púa o a una llave de verdad, significa que ni se le cruza por la cabeza la posibilidad de volver a utilizarla; sabe que no la va a necesitar más y por eso la arroja.
“se fue, así, sin más...”: se rajó de una, súbitamente, en un arranque o decisión repentina.
“puteando por lo bajo se marchó.”: Mascullando una imprecación se tomó el piro. De paso, la mención de que el zumba putea, nos está explicando que la decisión de rajarse no la toma conforme a sus deseos, no adopta contento esa postura de marcharse, al contrario; lamenta tener que hacerlo y por eso está a las puteadas, rezongando, como si se hubiera dado cuenta de que algo faltaba (guita del “pool” tal vez) o de que algo no andaba todo lo bien que debería andar (por ahí descubrió en un “feo” a alguno de los ñatos con los que andaba entreverado; como que lo traicionó o le transmitió alguna enfermedad jodida).
“Un killer riff en su contestador / dejó sonando como confesión.”: Dejó un mensaje en su contestador telefónico, para que alguien se dé por enterado de algo. No queda claro de qué se trata el mensaje, pero con toda seguridad no es un mensaje amable; ya que hay una amenaza explícita en él, algo funesto. Es un “killer riff” (killer = asesino en inglés, y riff = secuencia de notas, “fraseo” musical, repetitivo, reiterado, en una misma canción; de la guitarra eléctrica en el rock, blues y jazz ). Deja el mensaje a modo de confidencia, como si quisiera referirse al reconocimiento de haberse visto involucrado en una circunstancia desafortunada de la cual espera derivaciones para él nefastas. Es todo muy ambiguo y no se especifican mayores detalles; pero lo concreto es que hay un hecho, una coyuntura, que motiva que el zumba deba marcharse de inmediato.
“Sin bulchitear a nobody, man”: Sin bardear a nadie, tranqui, discreto (“bulchitear” es en la jerga de las comunidades latinas que viven en EE.UU., una castellanización derivada del inglés bullshit, o sea, hacer pavadas, bardear, hacer o decir boludeces o mentiras).
“una corazonada fue esta vez... / lo puso en la ruta...(bie bie!)”: Confirma una intuición que tuvo (“corazonada”), comprueba algo que venía sospechando, presintiendo. Lo de “fué esta vez” se refiere a que en el zumba, el tener que marcharse ya se ha convertido en una especie de constante, porque ya se había rajado antes por otra razón (recordemos que en Gualicho el zumba dejaba todo colgado y se iba a "Finisterre” detrás de una mina); y ahora (esta vez) se ve obligado a marcharse por otro motivo. La cuestión es que tuvo un pálpito, un presentimiento de algo; confirmó que la cosa era así como presentía  y de resultas de eso; tiene que irse rápidamente. Y la metáfora de la “corazonada” el Indio la utiliza también para aludir a que el zumba tuvo “corazón”, en el sentido de que la guapeó, puso huevo, se atrevió a algo groso) para hacer lo que sea que haya hecho, y no temió a las consecuencias derivadas de ello: el tener que marcharse, “ponerse en la ruta”
“con pases de chabona y lágrimas.”: El zumba mató a alguien de una puñalada, de un puntazo (en la jerga carcelaria, “chabona” es una púa o cuchillo). Como vemos, parece ir afirmándose la idea de una traición, de una fulería, como si entre varios marginales, alguno o algunos de ellos, mejicanearon una guita que era de todos, un pozo de guita que habían puesto para encarar algo (lo cual explicaría uno de los significados de lo de pool en el título); y eso haya originado un riña en la cual el zumba mata a alguno de los otros. Lo cito sólo como un ejemplo de lo que la letra sugiere o de lo que uno puede inferir.
“Con un platino de American Express / trucho, pero un lindo "camaleón": Tiene una tarjeta de crédito falsificada, una American Express Platino, de las que no tienen límite de gastos. Y de paso, como usuario de esa tarjeta trucha, asume una nueva identidad camuflada, una que no es la suya real ("lindo camaleón"). Y así, como “al pasar”, queda latente la idea de otro de otro uso non sancto que se le da a una trajeta de crédito: el esnifar cocaína (a las líneas de merca listas para aspirar, se les dice “lagartija”, “lagarto”, “camaleón”, etc.).
“Se despidió del negro Burgundy / pero enseguida le bajó el pulgar / brindó también con el flaco Merlín”: Antes de marcharse definitivamente, se hace un tiempito para “pasar a ver” a dos compinches suyos (posiblemente cómplices de él en algún delito, o tipos con los cuales estuvo en la cárcel, o sus “socios” en el “pool” que armaron), con el objeto de despedirse de ellos (tampoco aclara en qué sentido se va a despedir de los tipos esos), de los cuales sólo se especifican sus alias: El negro Burgundy y el flaco Merlín. Del segundo de ellos, la letra de la canción nos da algunas pistas más en cuanto al sobrenombre que usa: puede ser una alusión al Mago Merlín de la leyenda celta del Rey Arturo, en cuyo caso lo de “Merlín” obviamente es porque el tipo es un “mago”, alguien que muestra una gran habilidad para el metier delictivo al cual se dedica; o posiblemente lo de “Merlín” se refiera a una de sus acepciones en lunfardo (“merlo" o "merlín” = tonto, crédulo, fácil de engañar, torpe, boludo, chichipío, pancho); o quizá quiera aludir a la condición de choborra del tipo (“merlín” también quiere decir un tipo que está “merluza” = borracho, en curda). En el caso de este flaco Merlín, la letra nos dice que el zumba  “brindó” con él (“brindar” en el significado carcelario, tumbero, de la palabra, se entiende; no “brindar” en el sentido corriente de entrechocar las copas). En cuanto al otro personaje, el negro Burgundy, la letra es más ambigua y no da detalles; sólo nos dice que el zumba se “despidió” de él y nos da a entender que estuvo poco tiempo con el tipo y resuelve “despintarlo” rápidamente (“enseguida le bajó el pulgar”). Tampoco queda claro el porqué del alias del “negro Burgundy” (Burgundy es la región de Borgoña, en Francia, famosa por la calidad de sus vinos tintos, de modo que quizá lo de “negro Burgundy” sea una alusión a la predilección del tipo por el vino tinto).
“y vacaciones dió a su corazón...”: Con esas “visitas” a sus compinches, el zumba da por concluidas sus obligaciones del “corazón” digamos, y ya está, “ya cumplió”; de ahí en más le da “vacaciones a su corazón” y ya no le queda nada pendiente. Ahora sólo le queda irse, huir. Y otra vez, hay una metáfora utilizada al menos en dos sentidos, porque las “vacaciones” que el zumba le da a “su corazón” se refieren al aspecto sentimental, y también a que con eso se termina lo de andar "poniendo corazón”, es decir, corajear, guapear; ya no quiere exhibir más “corazonadas” como demostraciones de coraje.
Todas las frases combinadas en la estrofa, aluden a que en esa visita a sus compinches, el zumba mató a uno de ellos, al negro Burgundy; ya que la metáfora de “bajar el pulgar” nos remite al antiguo Imperio Romano, donde en los espectáculos entre gladiadores que luchaban en el Coliseo, uno de los contendientes tenía al otro vencido a sus pies, y aguardaba la señal del Emperador para matarlo o perdonarle la vida, según el Emperador bajara o levantara su pulgar. Aparentemente, el zumba le “bajó el pulgar” al negro Burgundy, lo asesinó de un puazo. Parece como si se estuviera pintando una situación en la cual el zumba los va a ver a los otros dos, caliente, chivo con ellos por algo que le hicieron, y con toda la intención de amasijarlos a ambos, y terminara matando sólo al negro Burgundy, perdonándole la vida al flaco Merlín (lo cual, de paso, clarificaría la cosa en el apodo de éste, ya que "el zumba” lo estaría considerando un pelotudo, un pancho; y le estaría atribuyendo la mayor parte de la culpa al otro y por eso lo mata; mientras "perdona" al flaco Merlín)
“No hay quién le quite a ese gallo el espolón!”: El espolón es una púa de acero que se coloca en las patas de los gallos de riña. Se está reafirmando que el zumba se peleó a cuchillo, y mató a alguien de una puñalada, de un puazo.
“Que ruede la bola! El zumba se va! (bye bye!)”: Como consecuencia de haber amasijado a alguien, al zumba no le queda otra que rajarse, tomarse el piro; porque si no se va, las consecuencias para él van a ser terribles: lo van a meter en cana o peor aún: lo va a perseguir alguien que quiera vengar a la persona que él mató. Él se va (“el zumba se va!”), y que corra la bola de que él se va, que lo sepan todos; y que su destino se cumpla (“que ruede la bola!”)
“Bendita sea su vieja pick-up / lo echó de la cabina y se desvió / lo escupió y desbarrancó / y al borde del abismo lo dejó.”: Tiene un accidente automovilístico, se pega un terrible palo. Perdió el control de la camioneta de modelo antiguo (“su vieja pick-up”) que venía manejando (“se desvió”), volcó (“desbarrancó”) y salió despedido del vehículo (“lo echó de la cabina, lo escupió”). De resultas de ese palo que se pega, el zumba se va a morir; pero dentro de su tragedia, el morir así en un accidente; quizá haya sido preferible (“bendita sea”) a morir de alguna forma bastante más jodida. Insinúa que tal vez haya sido mejor que el zumba muera en un accidente; a tener que vivir huyendo y esperando una muerte quizá más cruel; ya que todo eso, sería mucho más terrible que palmar en un accidente…
“Fué la claridad que lo encegueció.”: Alude a la causa del accidente, pero irónicamente, con un dejo de sorna, como si afirmara algo y trascartón estuviera diciendo “minga va a ser esa la causa”. Dice que el zumba aparentemente se “encegueció con la claridad” (como aludiendo a los faros de otro vehículo que lo encandilaron); pero también nos deja flotando la verdadera causa del accidente: el tipo estaba, o bien resuelto a suicidarse; o bien re duro, pasado de vueltas por la droga, cuando se pegó el palo, y esa fue “la claridad que lo encegueció”: comprender claramente que la mejor opción que le quedaba era el suicidio; o haber consumido drogas en demasía. Y en todo caso, el origen del drama que culminó en su muerte fue precisamente la “claridad que lo encegueció”, aludiendo a cuando percibió claramente que se iba a ver obligado a protagonizar un hecho trágico y después rajarse (porque ahí empezó su desgracia); todo lo demás es consecuencia de eso que le pasó al principio.
“Que ruede la bola! El zumba se fué! / bye bye!”: Que todos lo sepan! El zumba murió (“se fue”), chau, crepó en el accidente. Y de paso, también hay un dejo de resignación, un “déjalo correr”, un “y bueh, fue el destino, que le vachache”. Y una especie de implícita moraleja flotando en el tema: algo así como la enseñanza de que “quien mal anda, mal acaba”.


4 comentarios:

  1. Hola Juan, me llamo Quique y hace tiempo que te leo por foros etc, te agradezco mucho todo lo que escribes, te leo con gusto. Entrando en materia, respecto a los "amigos" del Zumba, Burgundy y Merlín, se puede hacer la lectura de que se los "cepilla" a los dos, cuando dice "vacaciones le dio a su corazón", al corazón del Merlín,(dejó de "trabajar" el corazón) y es algo que lo hace inevitablemente y lo compara con el gallo, difícil quitarle el espolón, difícil que el Zumba deje el cuchillo, no lo puede evitar. Na, sólo eso. Está genial tu interpretación, muy didáctica. Un saludo grande desde España.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena interperetacion

    ResponderEliminar
  3. Muy buena esta pagina, la encontre de casualidad. Los felicito.

    ResponderEliminar