martes, 8 de noviembre de 2011

ASÍ "PENSABA" LA IZQUIERDA "ARGENTINA" EN 1945, ¿CAMBIÓ ALGO?

















Escribe: Juan Carlos Serqueiros

Los nazi-peronistas tienen un plan de acción y una dirección única encargada de hacerlo cumplir. Lo aplican escalonadamente, pero con una audacia sin límites, bajo el amparo de la policía. La huelga del 18 de octubre, lograda en parte por la demagogia social, e impuesta por la violencia, así lo demuestra... No hay que llamarse a engaño: el nazi-peronismo sabe actuar audaz y enérgicamente. Esa huelga y los desmanes perpetrados por las bandas armadas peronistas deben ser considerados como el primer ensayo serio de los nazi-peronistas para desencadenar la guerra civil. (Juan José Real, 30 años de historia argentina, Editorial Actualidad, pág. 81).


Esta es la reproducción textual de las palabras pronunciadas por Victorio Codovilla, jefe máximo del Partido Comunista Argentino, en la Conferencia Nacional del mismo, el 22 de diciembre de 1945. Nótese que (además de "obsequiarnos" a los peronistas con el calificativo de "nazis", de achacarnos el ser integrantes de "bandas armadas", de llamarnos "demagogos" y de enrostrarnos la intención de llevar a la práctica ¡nada menos que una guerra civil!) tildaba de "huelga" al asueto pedido a Perón para el día siguiente por el pueblo congregado en la Plaza de Mayo (el primer "¡Mañana es San Perón, que trabaje el patrón!") el 17 de Octubre de 1945.
Pero, contrariamente a lo que diría el Chanchito Porky, eso no es to-to-todo amigos!; porque el órgano oficial del Partido Comunista Argentino, Orientación, decía, refiriéndose al 17 de Octubre:

El malevaje peronista, que repitiendo escenas de la época de Rosas y remedando lo ocurrido en los orígenes del fascismo en Italia y Alemania, demostró lo que era arrojándose contra la población indefensa, contra el hogar, contra las casas de comercio, contra el pudor y la honestidad, contra la decencia, contra la cultura, imponiendo el paro oficial, pistola en mano. (sic)

Y si para muestra no bastara un botón, acá tenemos la frutilla del postre: el inefable (norte) Américo Ghioldi, ¿les suena?, que en el editorial del periódico La Vanguardia, en su edición del 23 de octubre de 1945, escribía:

En los bajos y entresijos de la sociedad hay acumuladas infelicidad y sufrimiento, miseria, dolor, ignorancia, indigencia más mental que física. (sic)

De esta forma “pensaba” la tan mentada izquierda "argentina” (sinceramente, jamás logré comprender qué carajo tiene de "argentina", pero bueno, se sabe: soy muy bruto; así que si alguien me puede desasnar, le estaré más que agradecido), así consideraba a los trabajadores: "los bajos y entresijos de la sociedad" ("concepto" este que les viene inculcado por su referente principal, el maniático ese Carlitos Marx, que no debe haber visto un pobre en toda su vida). 
Cabe agregar que esa canalla inmunda, esos miserables dignos del desprecio más olímpico, también tachaban de "fascista" (?) al gobierno de Yrigoyen (lo cual, -más allá de lo mediocre que haya sido el yrigoyenismo- dicho sea así como al pasar; no les impidió a los radicales, siempre tan democráticos ellos, ir codo a codo con los comunistas, socialistas, conservadores y demócrata progresistas en la tristemente célebre Unión Democrática, bajo la jefatura del embajador yanqui Spruille Braden, nada menos.
La pregunta que me hago, echando una ojeada sobre la izquierda "argentina" actual es: ¿Cambió algo con respecto a 1945?
Aunque en realidad, sí, es de señalar que algo cambió: ha perfeccionado sus herramientas para ejercer el entrismo que venían practicando desde los 70.
Pero esa... esa es otra historia.

-Juan Carlos Serqueiros-

FANFARRIA DEL CABRÍO



Escribe: Juan Carlos Serqueiros

Fanfarria del cabrío
(Beilinson - Solari)

En el año de la fiebre
por descuido del Señor
llegó el que no tiene tiempo
el diablo más veloz
arrastrando los pies.
Ni cuando robó el fuego
tuvo esa rapidez.
No vino hasta éste mundo
a caerte en gracia a vos.
Le prohibieron la manzana
sólo entonces la mordió
la manzana no importaba
nada más la prohibición.
El cuerpo del delito
se esconde en su corazón
Luzbelito está creído
que fué él que nació en Belén.
Demonio de lengua de oro
(Dios es tan poco cortés)
llegó y pateó la Caja de los Truenos
y sonrió...

Una fanfarria es un conjunto de instrumentos musicales metálicos, de los llamados de viento (trompetas, saxos, oboes, etc.), que por lo general se usa para darle una significación musical especial, realzada, a algún acontecimiento muy solemne o heroico. En este caso, el Indio aplica la fanfarria a la figura del diablo: Luzbel o Luzbelito, representado como un macho cabrío (en los libros de misterio, ocultismo, etc., generalmente se lo ilustra como tal).
"En el año de la fiebre / por descuido del Señor / llegó el que no tiene tiempo / el diablo más veloz / arrastrando los pies. / Ni cuando robó el fuego / tuvo esa rapidez. / No vino hasta éste mundo / a caerte en gracia a vos.": Estas dos primeras estrofas son representativas de la tremenda cultura general del Indio. Para aludir a la aparición del diablo, recurre a una metáfora en la cual asimila al dios monoteísta en el cual la mayoría de humanidad cree hoy en día a través de las religiones más difundidas (cristianos, judíos y musulmanes); con los antiguos dioses de la mitología griega. Comienza diciendo que "por descuido del Señor" llegó el "que no tiene tiempo, el diablo más veloz"; refiriéndose a Prometeo, un semidios griego a quien Zeus, el padre de los dioses, le encarga la creación del ser humano en la Tierra; conjuntamente con Epimeteo, otro semidios al cual le encomienda la creación de los distintos animales, excepto el Hombre. Pero Prometeo se tomó tanto tiempo para la tarea de crear el Hombre, que cuando terminó, se dio cuenta de que Epimeteo ya le había concedido demasiados dones a las demás criaturas que poblarían la Tierra; entonces a él se le ocurrió robar el fuego de los dioses, cosa que hace en un descuido de Zeus (de ahí las frases que usa el Indio: "ni cuando robó el fuego" y "en un descuido del Señor") y entregárselo al Hombre para que pudiera calentarse. Prometeo es "el que no tiene tiempo", porque se tomó tanto para cumplir el encargo de Zeus y crear al Hombre, que cuando culminó su tarea ya no le quedaba tiempo para darle dones especiales; por eso le dio el fuego que les robó a los dioses del Olimpo.
"Le prohibieron la manzana / sólo entonces la mordió / la manzana no importaba / nada más la prohibición.": Otra metáfora altísima del Indio; asimila la tesis del pecado original en la tradición judeocristiana (Adán y Eva tentados por el diablo, a raíz de lo cual fueron castigados con su expulsión del Paraíso Terrenal); con la "rebeldía" de Prometeo contra Zeus al robar el fuego de los dioses, por la cual Zeus decide castigar a toda la humanidad con plagas, pestes y desgracias. El Indio nos pinta a través de esta metáfora, cómo, desde que el mundo es mundo, desde los orígenes mismos de la humanidad; todas las religiones, aún las politeístas como la griega, tenían el concepto de la "rebeldía" del Hombre contra Dios.
"El cuerpo del delito / se esconde en su corazón / Luzbelito está creído / que fué él que nació en Belén.": Continúa asimilando a "nuestro" diablo (Luzbelito); con Prometeo (en la mitología griega, Prometeo esconde el fuego que le robó a los dioses del Olimpo, en un tallo de hinojo; de allí lo de "el cuerpo del delito se esconde en su corazón", porque Prometeo se "subleva" contra Zeus a causa de "su corazón": se conduele de ver al Hombre pasar frío, por eso se enternece y decide beneficiarlo, robando el fuego y dándoselo). Lo de "está creído que fue él el que nació en Belén" es porque Luzbelito, al igual que Prometeo, incurrió en el pecado de la soberbia al creerse igual a Dios, o en este caso, al Hijo de Dios en la religión cristiana: Jesús, que nació en Belén. Luzbelito se considera igual al Hijo de Dios, por eso cree que fue él quien nació en Belén.
"Demonio de lengua de oro / (Dios es tan poco cortés) / llegó y pateó la Caja de los Truenos / y sonrió...": la mejor metáfora de la canción, directamente SUBLIME: la "Caja de los Truenos" es la que conjuntamente con Pandora; Zeus le envía a Prometeo (de allí nace la expresión popular "la Caja de Pandora"). La Caja contenía en su interior el dolor, el crimen, la pobreza, la guerra, la muerte y la desgracia; elementos todos con los cuales Zeus quería castigar a la humanidad para vengarse de lo que había hecho Prometeo dándole al Hombre el fuego robado del Olimpo. Pero Prometeo se da cuenta del ardid de Zeus, y rechaza a Pandora y la Caja de los Truenos (de allí lo de “pateó la Caja de los Truenos”). Por eso el Indio dice irónicamente "Dios es tan poco cortés"), porque lo imagina lleno de malos designios para la humanidad, queriendo castigarla con la Caja de los Truenos.

ENLACE A LA CANCIÓN EN YOU TUBE

-Juan Carlos Serqueiros-