domingo, 28 de agosto de 2016

TEMPORADA DE CAZA







































Escribe: Juan Carlos Serqueiros

En los años 50, David Osborn (n. Nueva York, 30.09.1923), quien por entonces todavía no se dedicaba a la literatura y venía trabajando en distintos oficios y empleos, fue incluido por el macarthismo en sus "listas negras", bajo la excusa de una supuesta -y falsa, tal como se comprobaría posteriormente- adscripción al partido comunista. Por ello, hubo de sufrir persecuciones  durante la llamada “caza de brujas”, ante lo cual decidió emigrar a Francia primero, y a Inglaterra después.


En esos países, Osborn se desempeñó con bastante éxito como guionista, director de televisión y adaptador cinematográfico; hasta que en 1974 publicó su primera novela: Temporada de caza (Open Season en el inglés original), que rápidamente alcanzó gran suceso, y a la cual siguieron: El último papa (The Lost Pope), la trilogía protagonizada por su personaje Margaret Barlow: Asesinato en el viñedo de Martha (Murder on Martha’s Vineyard); Asesinato en la bahía de Chesapeake (Murder on the Chesapeake Bay) y Asesinato en el valle de Napa (Murder in the Napa Valley), Amor y traición (Love and Treason), La decisión francesa (The French Decision), La torre de cristal (The Glass Tower), y Jessica y el caballero Cocodrilo (Jessica and The Crocodile Knight).
Actualmente, Osborn vive en una zona rural de Connecticut junto a su esposa Robin Wagner, una ex bailarina (sí, como puede usted comprobar, continúo empecinado en ignorar y resistir las nuevas reglas caprichosamente establecidas por la RAE; así que seguiré escribiendo tal como me enseñaron en la sacrosanta escuela sarmientina: separando el prefijo ex de la palabra base), y su perro.


La trama gira en torno a Art, Greg y Ken, quienes son amigos "desde siempre", antiguos compañeros de colegio, y habían combatido juntos en Vietnam. Los tres son ahora exitosos hombres de negocios, aún jóvenes, de sólida posición económica y, en apariencia; respetables ciudadanos, íconos de eso que llaman american way of life. Todos los años, al abrirse la temporada, se dirigen a una cabaña cuya propiedad detentan, con el propósito de practicar esa maldita aberración que los estúpidos designan como "cacería deportiva" (?). Sin embargo, esos tres hombres distan mucho de ser lo que parecen; pues en la realidad efectiva son psicópatas que secuestran personas y abusan de ellas en el marco del desenfreno orgiástico más inimaginable, para después soltarlas y salir a cazarlas por los bosques. 
Pero esta vez, las cosas no saldrán como lo habían planeado. Quedará en evidencia la impostura de esa lealtad incondicional que entre ellos presuntamente existía, dejando aflorar lo que subyace bajo una mascarada de empatía y viril amistad: la envidia, los celos, la homosexualidad reprimida y la pesada insatisfacción de sus existencias. El extravertido y despectivo Ken -quien se burla del descomunal tamaño del pene de Greg y arrastra la frustración de un matrimonio que en secreto, planea deshacer para escaparse a México con alguna fémina complaciente, disconforme con su esposa pues ésta "sólo" ha accedido a la transgresión del desnudo en público, pero se ha negado a ir más allá, hasta las prácticas de swinging y sexo grupal en las que desea su marido que incursione la pareja de modo de mitigar el tedio que ya se le antoja insoportable- mantiene una sorda, disimulada, lucha por el "liderazgo de la manada" con el frío, reconcentrado y calculador Art, quien a su vez se empeña en ocultar un latente deseo homosexual; mientras que ambos consideran poco menos que un imbécil al grandote Greg, quien es una aceitada máquina de matar. Y terminarán por ser ellos mismos quienes se conviertan en las presas de un cazador implacable en su terrible eficacia.
Temporada de caza es una novela crudelísima, que impacta brutalmente en la sensibilidad del lector llevando al paroxismo el suspenso, el horror y el espanto.
Durante el mismo año de su primera edición (1974, como consigné precedentemente), esta novela fue llevada al cine en la película homónima, dirigida por Peter Collinson bajo guión del propio David Osborn, y con Peter Fonda, Alberto de Mendoza, Richard Lynch, Helga Line, John Philip Law y Cornelia Sharpe en los roles protagónicos.



Ah, y de yapa le dejo una perlita en forma de hecho anecdótico: el segundo episodio en la edición del año 2012 de Treehouse of Horror XVI (La casita del horror XVI para nosotros los iberoamericanos) de la serie televisiva Los Simpson, titulado Survival of the Fattest (Supervivencia del más gordo), es una parodia de la novela de Osborn.


-Juan Carlos Serqueiros-