martes, 1 de mayo de 2012

UN CAMBIO REAL



Los cambios jamás están en la vereda de enfrente, porque irse a la otra punta cuando algo ya no se tolera; es una reacción.
Ser reaccionario no es ser partidario del cambio, por lo contrario; es mantener vigente un péndulo que esté en el polo en que esté,  sigue excluyendo lo que algún día termina por reventar.
Por ende, un cambio real es poder abolir las grandes discrepancias; incluyendo las diferencias.

Lic. Gabriela Borraccetti
Psicóloga Clínica