miércoles, 14 de marzo de 2012

ACEPTAR NUESTRO PROPIO CAOS


La visión que tenemos del mundo se nos torna clara, cuando tenemos claro el propio; pues la fealdad y la belleza de las cosas, se reflejan tal cual crecen en nuestro espacio interno.
Si no aceptamos nuestro propio caos, tejeremos teorías vanas acerca de la realidad, con el solo objetivo de creer que podemos dominar afuera lo que adentro es indómito; siendo que lo indómito, es la fuerza creativa e impulsora de las cosas.

Lic. Gabriela Borraccetti
Psicóloga Clínica