miércoles, 3 de septiembre de 2014

LA REPÚBLICA PROSTITUÍDA






















Escribe: Juan Carlos Serqueiros



Hoy, 3 de setiembre de 2014, el “honorable” Congreso de la Nación volvió a darnos, en la cámara de senadores, tal como lamentablemente nos tiene acostumbrados, un grotesco espectáculo.
En la sesión iban a tratarse proyectos vinculados a un
a eventual reforma de la ley de Abastecimiento y a la deuda externa. Pero ocurrió que ni bien iniciada la misma, los bloques de la oposición reiteraron el pedido de que no sea presidida por quien es el titular natural de la cámara alta según prescribe la constitución, es decir, el vicepresidente de la Nación, en este caso, Boudou; tras lo cual se produjo un largo "debate" luego del cual la petición fue rechazada por el bloque oficialista, fundándose en lo que estipula el reglamento interno.
Más allá de que lo de Boudou, quien a pesar de hallarse procesado por la justicia se empeña en aferrarse con uñas y dientes a su cargo, excede ya la caradurez y ha pasado a ser lisa y llanamente el cinismo más desvergonzado que pueda exhibirse; también lo de la oposición, conformada por una caterva de personajes con una historia tan triste como el presente que evidencian, no es menos deplorable.
Ver a sujetos payasescos como (entre otros) Juez, quien se auto cataloga como un “enano jetón”; De Angeli, quien luego de su fugaz minuto de fama por cortar rutas y puentes y desabastecer, se hizo implantar los dientes que le faltaban y se convirtió en “legislador” para impulsar “ideas” tales como el trabajo infantil; o esa verdadera vuelta a la vida de la momia de Nefertiti que es la Morandini; o Morales, secretario de Desarrollo Social durante la presidencia de De la Rúa y senador desde hace ¡13 años! (y todavía le quedan 3), presentarse “indignados” instando, a los gritos y con actuaciones declamatorias que ya envidiarían los más consagrados de Hollywood, al mamarracho de Boudou a renunciar, provocaría carcajadas; si no fuese por lo trágico de la situación.
Es patético que quienes se sientan a diario (“a diario” es una forma de decir; me refiero a las escasas oportunidades en que se dignan sesionar) en el senado con Menem, tan luego, quien pese a estar no solamente procesado sino además condenado, sigue siendo senador; u obedecen mansamente a su jefe político Macri, también procesado por la justicia; o no se “escandalizan” de igual manera por compartir congreso con Aguad, quien pese a estar investigado por la fumata de nada menos que 60 millones de dólares durante su intervención en Corrientes –causa esta reciente y “casualmente” declarada prescripta- es vicepresidente de la cámara de diputados, hagan de reclamarle airadamente la renuncia al otro sinvergüenza de Boudou, un espectáculo circense.
Los proxenetas de la política, todos, oficialistas y opositores, han prostituido miserablemente a una República que se ve a diario, cada vez más alejada de los destinos de grandeza que soñaron sus fundadores.
Ah, no quería olvidarme: TN Noticias, justo cuando Cabral, senador por Misiones, estaba haciendo la historia de las escandalosas corrupciones en el senado a lo largo de las décadas; cortó la “noticia” para pasar propaganda y luego no retomar el tema. Imagínese por qué. 678, Página/12 y demás serviles del gobierno, son terroristas del periodismo, sí, sin duda; pero también lo son el grupo Clarín y sus lacayos.
Mientras tanto, los ciudadanos estamos inermes ante esta cáfila de crápulas. Y lo seguiremos estando mientras no nos decidamos a barrer la basura, TODA la basura.
Estamos mal… y vamos peor.


-Juan Carlos Serqueiros-

No hay comentarios:

Publicar un comentario