sábado, 4 de agosto de 2012

AYESHA, EL RETORNO DE ELLA








































Escribe: Juan Carlos Serqueiros

"Acordamos encontrarnos en esta vida para aprender algo" (Gabriela Borraccetti)

Henry Rider Haggard (n) 22.06.1856 - (m) 14.05.1925, fue un extraordinario escritor inglés de literatura fantástica, y de viajes y aventuras.
Creó, entre muchos otros, los dos personajes más representativos de su obra, en torno a los cuales desarrollaría la parte más difundida y popular de la misma: Allan Quatermain, y Ella. Con respecto a Ella, Haggard hizo una saga de cuatro novelas: "Ella" (1887); "Ayesha, el retorno de Ella" (1905); "Allan y Ella" (1921); e "Hija de la Sabiduría" (1923).
La novela que me ocupa hoy, es Ayesha, el retorno de Ella; pero sin perjuicio de citar -a título informativo y para dar una idea de la relevancia de Haggard en la literatura universal- que Ella es uno de los 10 libros más vendidos en todo el mundo; y que el personaje de Ayesha lo han iconizado tanto Freud, como Jung, por ejemplo y entre otros... Casi nada, ¿no?
Leo Vincey, un inglés que en vidas anteriores fue Kalikrates, un sacerdote de Isis (a quien ésta por celos, había matado por enamorarse él de la hija del faraón), va, acompañado de su inseparable amigo y padre adoptivo Ludovico Horacio Holly, en busca de su idolatrada Ella; una mujer inmortal, diosa y reina que ha sido en Egipto el Oráculo de Horus, que se ha bañado en la Fuente de la Vida y a quien Leo había conocido en sus viajes por el Africa; y que es nada menos que la manifestación terrenal de aquella Isis. Ahora, después de 20 años e impelido por una visión que experimentó, debe ir a su encuentro en el Asia, y en las mesetas tibetanas afrontará mil peligros y conjuros para reunirse con su amada; que ha reencarnado en Ayesha, una sacerdotisa muy anciana de milenaria sabiduría. El amor de Leo devolverá a Ayesha su radiante, divina e indescriptible belleza. Pero..., pero nada...; no les cuento más.
Leí este libro a los 12 o 13 años (y lo releí muchas veces, de hecho, acabo de hacerlo). En aquella oportunidad, impactó de tal modo mis sentidos, me laburó planos tan altos de mi psique...; y sin embargo, nunca pude explicarme por qué...; hasta que, no hace mucho, por fin supe el motivo.
Si no han tenido hasta ahora oportunidad de leerlo, háganlo; les va a proporcionar un gran placer y los va a transportar, sin golpes arteros, sin estridencias violentas y sin trucos literarios de baja estofa, a mundos exóticos, al reino de la fantasía (¿será fantasía?); lo cual ya de por sí, como escape a una tangibilidad que agobia y duele; no es poco decir.
Ah!, y si lo prefieren, ni siquiera deben gastar en comprarlo; ya que si no molesta leer en versión e-book, pueden bajarlo gratis de la web, en formato pdf.
Que lo disfruten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario