viernes, 17 de febrero de 2012

EN ESTE MUNDO QUE NOS PINTAN DE GRIS


















En este mundo que nos pintan todos los días de gris, y en el que nos han instalado la idea de que los sueños sólo pueden comprarse; definimos la alegría según nuestra vida se asemeje o diste de las publicidades de T.V; tenga "superávit", o se encuentre en "default". 
Gracias a este lenguaje que "mide" por lo mucho o por lo poco; creamos relaciones basadas en este principio de cantidad, y vamos reemplazando el "valor"; por el peso del signo pesos, como condición de nuestras relaciones.
Cuando nos defraudan, nos quejamos de esta "miserable" vida; y reciclamos un círculo vicioso, cada vez un poco más gris.
Si somos capaces de advertir que esta maquinaria está siendo alimentada por pensamientos cuantitativos; podremos comenzar a vislumbrar que lo realmente valioso está en el corazón; que existen sueños con alas a los que nunca debiéramos renunciar; y que su única medida es el amor con el que elijamos rodearnos para que los vínculos sean o no significativos. De este modo, puede que comencemos a ver otros colores en el horizonte y a salir del condicionamiento que, como máquinas hemos repetido hasta dejar de ser humanos.
 
Lic. Gabriela Borraccetti
Psicóloga Clínica

1 comentario:

  1. Una reflexión digna de los valores que sustentás. Sos un GRAN SER HUMANO. Y ya lo dice el tango "Yo creía", de Roberto Medina: "Pero hoy veo que es distinto, CUÁNTO TIENES; TANTO VALES, y en carreras de la vida, se borró 'sinceridad'."

    ResponderEliminar