martes, 10 de enero de 2012

RECORDAR NUESTRA MITAD OLVIDADA: CUESTIÓN DE VIDA - Por Gabriela Borraccetti























Escribe: Gabriela Borraccetti

Si a alguien le quedase alguna duda de por qué a las películas o novelas, a pesar de terminar por adelantarse en tanto a descubrimientos que la ciencia termina haciendo con posterioridad, se las llama de "ciencia ficción";  la respuesta es que son creaciones producto de la actividad del hemisferio derecho del cerebro. Éste es el que tiene la función de la imanación y  la creatividad y que no utiliza las coordenadas de espacio / tiempo para "fechar" y ubicar las experiencias en una línea. Por este motivo,  se puede desplazar hacia atrás y hacia adelante sin obstáculo alguno y asomarse a la luz en cualquier tiempo y lugar, trayendo revelaciones tan o más importantes que las que  la objetividad puede discernir. Es de polaridad femenina o yin, y es por este motivo que a las mujeres se las considera menos lógicas, más emocionales, sensibles y dotadas de una intuición; que el hombre no alcanza a desarrollar con facilidad. La mujer suele tener naturalmente una buena conexión con este hemisferio.
Como hemos aprendido a ignorar y descalificar a estas cualidades,  y vivimos, pensamos y valoramos la actividad del hemisferio izquierdo,  de polaridad masculina o yang; en este mundo se privilegia a todo lo gobernado por la razón, el análisis y la lógica. Todo se mide, se calcula y de acuerdo a ello se acciona, obedeciendo a leyes de espacio / tiempo.  Es en esta línea en donde la importancia la tiene la productividad, el superavit, las leyes del mercado, el valor del tiempo, el dinero y el llamado a la acción en el mundo físico, de la materia. El control y dominio de este mundo es lo que otorga poder para someter al resto. Existen jerarquías y de hecho la dialéctica de amo y esclavo se maneja a partir de estos enunciados. De este modo, la vida se traduce en magnitudes. Todo es cuestión de medida, orden, prioridad, racionabilidad, objetividad y cantidad..., como principales virtudes.
Llevado al extremo, como ha sido llevado, los principios femeninos han pasado a ser un insulto, y lo irracional da entonces origen a los des-calificativos de "loca",  "bruja", "delirante"," incompetente" y demás etcéteras.
Tampoco es causal que las mismas mujeres desprecien las cualidades femeninas en un mundo que se ha olvidado de que la procreación tiene que ver con un hecho natural y no con uno racional en donde se ha entronizado la palabra "planificar", y que cuidar a los niños, tener espacio para el ocio creativo y dedicarse al arte, pasa a ser algo cercano a lo que en un principio describí como  ciencia ficción. Estas funciones han dejado de ser relevantes, pero en su lugar, escuchamos en labios de las mismas representantes del sexo femenino, decir que lo importante es realizarse en el terreno de lo laboral y profesional.   Entre otras cosas, las glándulas mamarias ya no son importantes por la función de alimentar, (y que para recordarla  se deben realizar campañas publicitarias avisando que amamantar favorece la salud de los niños),  sino que actualmente pasaron a ser apéndices para hacerles cirugías y conseguir que una blusa quede mejor estéticamente y conseguir mejores miradas y mayores posibilidades laborales...
El hogar se ha transformando en un lugar de donde salir corriendo, y ser "ama de casa", se ha convertido en sinónimo de "mantenida"... e involucionada.  
Con este panorama... cuando veo a la naturaleza azotar con furia a las superficies de la tierra, me pregunto si  no será el rugir de ese principio femenino tan menospreciado.
Pienso en  LA  GRAN MADRE, en este planeta que con su belleza nos brinda sus mejores frutos a pesar de la ofensa..., en todo aquello que es sinónimo de cuidado, protección, nutrición, subjetividad y por sobre todo, principio y sostén de la VIDA. Pienso en todo lo que ha sido olvidado, pisoteado, desvalorizado y relegado incluso por el género que hoy ha confundido IGUALDAD con IDENTIDAD, ... y somos las mujeres.
Existen dos hemisferios, dos tipos de inteligencia, dos sexos. ¿Por que todo se ha transformado en algo tan masculino?.
Quizá sea hora de percatarnos del des-balance con el que  hemos atropellado a todo nuestro entorno empuñando la espada del "hemisferio izquierdo", convirtiéndonos en depredadores de aquello que hoy tanto hace falta y que es respirar, beber, crecer..., vivir!
Existe el axioma de que como es arriba es abajo, y también, aquel en el que el afuera es reflejo de nuestro interior: Si así como es afuera es adentro, es hora de comprender que lo que estamos viendo en estas escenas de temblores y tsunamis, es la misma furia con la que hemos atacado el ambiente en que vivimos.
No nos damos cuenta de que no basta con eliminar centrales nucleares, sino que es necesario dejar de ser esclavos de una razón helada que ha convertido a la vida en cuestión de muerte.

Lic. Gabriela Borraccetti
Psicóloga Clínica

20 comentarios:

  1. Te prometo que si hoy la vista acompaña, como decía el "Borracho de Galtieri", te voy a presentar batalla, la mujer no fué, simplemente porque no quiso, porque le resultó más fácil, que gustándole la carne, la vaca la matara otro, con el plus de poder denigrarlo con el mote de "carnicero".

    En esto, tengo para una "Enciclopedia Británica"

    Cariños y un abrazo : )

    ResponderEliminar
  2. No hablo de la mujer: lo femenino no es la mujer. Y en cuanto a la mujer, tiene una naturaleza que respetar. Y no es la de salir con una lanza. Desde la fisiología, la antomía y morfología, no es una "carnicera" nata. Sin embargo, cada uno construye sus teorías, obviamente. Por si acaso, lo femenino está asociado al polo pasivo y yin. A eso se refiere el artículo. Eso que quedó de lado y negado, en franca competencia en un mundo occidental y yang que se está derrumbando a costa de la autoindulgencia con que se miran las propias colaboraciones a un mundo agresivo, competitivo y mordaz. Falta tomar consciencia...

    ResponderEliminar
  3. Presentá batalla nomás. Igual estoy de acuerdo en que la vaca no la debe matar la mujer. El punto es justamente que no debe ser ella un hombre, ni igual ni parecida. Pero por querer serlo, competir y salir a matar vacas, estamos como estamos. Y no digo que hay que quedarse en casa fregando. Pero tampoco pisoteando la propia naturaleza que la dotó para cuidar y no para pelear. En fin. Es lo que hay. Me fuí volando a la verdulería!, porque acá, yo mando! jajajaja! Chau Marcelo. Que la vista y el tiempo, el fresquito y el día acompañen!

    ResponderEliminar
  4. PEDAZO DE ARTÍCULO!!! Me dejaste sin palabras, buenísimo... Y la expectativa de asistir a una "batalla" tuya con Marcelo, me lo hace aún más atractivo... Sobre todo, después de una mañana agitadísima e improductiva que tuve (me la pasé entre el banco y el contador, así que imagínense qué productividad pueden tener esos rubros). Yo también cuando empecé a leer, lo tomé igual a lo que se refiere Marcelo: rol hombre-mujer y eso; pero a medida que iba avanzando en la lectura (y JURO que no usé Ilvem) fui entendiendo que la mano venía por el lado del yin y yang y hemisferio derecho e izquierdo. Besotes, amor. Abrazo, Marcelo.

    ResponderEliminar
  5. No estoy para "racionalizar ni el ying, ni el yang, que de existir, tendrán sus razones.

    Parto desde La Biblia, no siendo mi libro de cabecera.

    En él, figuran dos castigos, a la mujer:"Parirás tus hijos con dolor" (y creamos la "Peridural"), al hombre: "Ganarás el pan con el sudor de tu frente ( y ............), o sea que ya empezamos "perdiendo".

    No hace falta ser un genio para entender algunas cosas básicas del ser "Femenino"", es más inteligente, soporta más y mejor el "dolor, posee un sentido más que el hombre el "sexto", su "capacidad intelectual, no reconoce fronteras" y la velocidad con que desarrolla sus actividades, las hacen mejor mano de obra que los hombres, en trabajos tales que no requieran esfuerzo físico, casi exclusivamente.

    Recuerdo en mi juventud/adolescencia, parábamos en un boliche llamado Zorba, en Av. Santa Fé y Uruguay, por Uruguay, me era cómodo, me cuidaban, en fin, para mis 13/14 años era un terreno por descubrir, sobre todo porque su acceso era por ascensor, ya que abajo había una Confiteria, que a las 20 hs. cerraba, el tiempo fué pasando, allí hice mis primeras aventuras de levante, en ese juego en donde yo ponía toda la carne al asador y quién estaba enfrente, solo una sonrisa y con suerte !!, no salir airoso, te sumergía en el castigo de tus pares, que avizoraban los acontecimientos con placer, sobre todo si te pateaban, aún así, el hecho de estar en un 1º piso, me resultaba cómodo, el barman (Martínez, me cuidaba, para que no me desbandara, gran tipo).

    Pero llegó la migración, el menú femenino, dejaba de arrivar a esas costas, en busca de nuevos horizontes y migraron a La Fontanella, en Av. Santa Fé entre R. Peña y Montevideo, justo al lado vivía una "Liliana Caldini" que era como una muñeca de porcelana, inalcanzable, excepto para "Cacho Fontana", a bordo de su Mercedes.

    La Fontanella presentaba por ser un boliche a la Av. las complejidades de sumar más olor a huevos, con el consabido incremento de la competencia, es decir Zorba fué mi estadío de inocencia, La Fontanella, moldearia mis formas de manera violenta, la llegada de la edad, unos 17/18 y la competencia de unos 24/25, hacían despareja la pelea, por lo tanto uno debía agudizar el ingenio.

    Si no había plata, bueno, había que usufructuar el crédito que mi hermano tenía en Mau Mau, que solo para entrar por 1º vez, estuve estudiando el comportamiento e intentando tener algún tipo de relación, no muy cercana con Fraga, su cancerbero, tipo jodido, a tal punto de no permitirle el ingreso a Guillermo Vilas, porqué estaba en zapatillas, en fin, lo había logrado y además había abultado el grosor de la deuda a pagar.

    La Fontanelle era el lugar de pesca, como el pescador desde el muelle, el resto de la tarde/noche, de levante en auto, a las chicas que "solo salían a las 21/22 hs, a caminar y ver vidrieras" 0.0

    Como para esa época solía cambiar de vereda para ver como se vería desde enfrente, terminaba indefectiblemente, cagándome de risa, por las estupideces que debían escuchan de cada mamerto, como quién esto suscribe, tres veces por cuadra, multiplicado por 5 cuadras y otras cinco, por la vereda contraria.

    Ya para la época, tenía un buen laburo, así que hube de uniformarme, con el consabido pantalón dibujo de "pied de poule, en gris y crema, saco cruzado negro con botones dorados, un "marinerito de costa" y los ejemplares metálicos que todo "buen aspirante a ganador", debía poseer y disimuladamente exhibir, el Dupont de encendedor y el Rolex en la muñeca, con lo cual, no solo había que ser, por lo menos experimentado, en las lides del chamuyo, sino que además la apariencia de "formar parte", con esos escudos distintivos que la clase pudiente utilizaba como yo, comiendo pizza en "El Cuartito" con la mano o.0

    Sigo >>>

    ResponderEliminar
  6. Un día, quienes hacíamos acto de presencia en La Fontanella empezaron a desaparecer, solo a la tarde/noche, porque en el boliche, siempre estábamos los mismos, con lo cual, entendí que había una nueva migración, esta vez a La Biela, en Recoleta, un punto de fácil acceso y cara estadía.

    Creo que como ejemplos bastan para demostrar que nunca hubo una Helena en ningún caballo, para destrozar ningún reino, que unos pocos "servicios especiales" volvieron loco de placer al Rey y alli se embarca en la aventura de poseer a Cleopatra y así ..........

    Bien, solo releyendo, uno sabe (yo) y otro entenderá ?? (el lector), que solo éramos ganado en pié y estoy escribiendo de una decena de años, aprox.

    Tanto era el poder que la seducción ejercía sobre los "machitos cabríos" que una vez me detuve a pensar en términos de costo y beneficio, viajar ya era una picazón constante, ahí caí en la cuenta que era al pedo, que el Tic, jamás alcanzaría al Tac y que si el problema era el placer de la hora y media, mejor era comprar, razón esta última, que vino de la mano de una época.

    Ahora, comprar nos hizo la vida más cómoda, sin el desgaste cotidiano ni la inversión en la búsqueda de la frase milagrosa que nos sacara del esfuerzo diario de salir a la conquista, en terreno ajeno, porque ni siquiera la vereda nos pertenecía, así llegaron los cabarets y con ellos el final de la etapa de la inocencia.

    Había llegado la hora de competir en las grandes ligas, allí, donde c/u sabía el papel que cumpliría, nos dió certezas, pasajeras, pero certezas al fin, me dió infinitas noches de jolgorio, sin la necesidad de salir con compañia, de reírme hasta las lágrimas, como encontrarme entre mis pares, pero algo habíamos dejado en el camino, que precio habíamos pagado, por nuestra entrada al paraíso ............., empezamos a dejar de pensar, más que en el dinero necesario, para otra ronda de festejo, en mi caso, sabiendo que significaba el decorado, uno de los dueños de Karim, el Negro De María, de Parque Patricios pasaba a saludarme efusivamente, lo que significaba que no me podían "joder", que estaba todo bien, pero que no me hagan laburar de víctima y así, una noche, casi al amanecer, me fuí a vivir a un depto. que tenía en la calle Soldado de la Independencia, con la mina más leal que conocí y laburaba en Karim, me encargaba de prepararle el desayuno, para su llegada y ella la cena temprana, para mi llegada al hogar.

    Final, que había pasado entre el arranque y el ayer, el olor a pescado había cambiado de puerto, así que había que amarrar en ese otro y no estar a la deriva, ganamos recuerdos, alegrías y .........., perdimos ritmo, "nos cansamos", era demasiada hipocrecía para un solo final e infinitamente más caro, que ir al lugar donde la cartelera de precios estaba en el mural, era otro mundo y me gustaba.

    Mi querida Lic., Uds.-, en términos de género, han dominado el paisaje, la falla, una vez dominado fue no saber que hacer con él, esto es síntesis es lo que creo, son muchísimo más que el hombre, por donde se las mire, pero ..... y siempre los hay, los pero ....., "No tiene método"

    Tu perro, un perro cruel
    con la costumbre de
    no contentarse con los huesos ......


    Posdata. Me faltó intercalar las pequeñas travesías, de ruta y soledad, que por alguna razón oculta, las tengo en compartimientos estancos, no hay relación entre una y otra, al ser diferentes, pero en una misma época

    ResponderEliminar
  7. Las propias experiencias son para atesorar y guardar en un cofre; para juntar recuerdos amargos; para saber que uno nunca llega a saberlo todo, o para creer que uno lo sabe exactamente todo y un poco más. Sin embargo, sobre las experiencias no puedo opinar, siendo que ellas suelen ser la plataforma por la cual la mayoría crea una teoría acerca de la vida, de los géneros y demás; tema por el cual suelen trenzarse en una batalla féminas y machos, para ver quien tiene la razón, la culpa, la ventaja y la desventaja. Pero no escribí acerca de los géneros, sino de lo femenino y lo masculino, (se puede obviar y si querés descartar, al yin y el yang; que sólo son una referncia más; una forma más de nombrar exactamente lo mismo). No me propuse en lo que escribí, hacer raconto de guerra de sexos; sino de hacer hincapié en el balance de ACTIVO/PASIVO, de un modo de actuar arquetípico que encontramos hasta debajo de las piedras y es constitutivo del mundo: blanco y negro, bueno y malo, lindo y feo, hombre y mujer; y todas las polaridades que se te ocurran. La polaridad activo/pasivo, se trata de de una estructura que en el mundo determina incluso hasta el modo de funcionamiento de los dos hemisferios cerebrales. La vida es una polaridad, y el hombre (genéricamente hablando), forma parte de ella. No es una teoría basada en una experiencia particular. Tampoco es teoría psicológica. Paso un hilo entre temas que reflejan el constante polarizarnos en una vereda en desmedro de la otra, y los resultados, son los desbalances para ambos sexos. En la física, encontrarás referncia al modo de comportarse de las energías (no es sólo cuestión de chamanes), y también en anatomía, fisiología y demás ciencias del hombre. Cuando uno nombra la palabra "femenino", en su mente no aparece un falo, sino una curva, o algo que tiene forma de cuenco, y cuando se define a lo masculino, será raro imaginar asociado a ello, algo que signifique paz y amor, pues más bien el hombre es conquista y empuje, tal como lo has contado vos. Contiene en su estructura todo símbolo con forma de ariete. De ahí que trasladada la forma de actuar de las energías a los seres humanos como género, el hombre es pelea, competitividad, conquista, artes de la guerra, leyes, etc. Y la mujer es la protección, el parir, el cuidado y la protección. Del desbalance de esos principios trata.
    Palabras más, palabras menos, la experiencia personal acerca de hombres y mujeres, va para otra nota y eso sí, sería desde mi punto de vista, hacer un escrito con una subjetividad absoluta. Pero todo puede ser...
    Espero que no andes forzando esa vista, porque como buena representante del polo femenino y pasivo, lo primero es recomendar reposo!. P/D: Serqueiros, con tu escrito, debe haber recordado sus épocas "ranas" (que antigüedad) jajajajaja!.

    ResponderEliminar
  8. En todo lo bueno hay algo malo, en todo lo femenino hay algo masculino, en todo lo finito hay algo infinito y en todo hombre, hay una mujer. Más o menos así. Hemisferio derecho/pasivo/ilógico/creativo/mujer/madre tierra/agua/receptividad.
    Hemisferio izquierdo/lógica/razon/conaquista/guerra/competitividad/activo/fuego/lanza/leyes/
    Algo así...

    ResponderEliminar
  9. No, curiosamente, leyendo lo de Marcelo no rememoré mis épocas "ranas", porque si bien son una (larga) porción de mi vida; no es que me enorgullezca de ellas (tampoco me avergüenzan eh, ojo al piojo, uno fue lo que fue y listo); sino que (a partir de su mención de la Biblia), me puse a pensar (y esto por fuera de tu artículo, que tiene otra significación) en qué poco sabemos -en cuanto a Historia se refiere- de esa etapa en que la Humanidad estuvo regida por el matriarcado. Pensemos en que conocemos (y lo de "conocemos" es una forma de decir y nada más, porque "conocemos", hasta ahí... muy relativamente, y -salvo épocas mucho más recientes- de forma muy escasa y con dudas enormes) ¿cuánto, 8 milenios de Historia?(y otra vez, encima, de esos 8 milenios; 7 y medio absolutamente nebulosos); con lo cual (y para no irme a la estratósfera), nos quedan afuera por lo menos 30 mil años de Historia del Homo Sapiens ¿se imaginan ustedes lo que son 30 MILENIOS? ¿Cuántas civilizaciones matriarcales / patriarcales (o por ahí, mixtas, vaya uno a saber), pueden haber pasado? ¿Cómo habrá sido una de esas civilizacione smatriarcales? ¿Qué paradigmas serían los que regían? En eso estaba pensando...
    Marcelo, el lompa pied de poule con y el blazer negro sobre polera blanca o crema (que tenía que ser marca "El Santo", o si no, uno "no existía"), era de rigor, de super rigor. El Dupont de oro (el de oro macizo, el que traía la plaquita de oro adentro, atornillada en el interior de la tapa, por si uno tenía necesidad de guita, vender la chapita esa y no todo el encendedor), también lo tuve, con mis iniciales grabadas, regalo de mi viejo; y sin darme cuenta, en un arrebato, lo tiré a la cancha gritando un gol... me quería matar después jajaja Hay veces en que todavía sueño con esa tarde en que tiré el Dupont a la mierda...

    ResponderEliminar
  10. Tiraste un Dupont a la cancha!????????. JAJAJAJAJJA!. No te puedo creer!. Ahora, eso de que había que tenerlo para levantar a una mina, me parece increíble. Tan sólo unos pocos años después, la pilcha obligatoria para ir al boliche, eran jeans, para ellos y nosotras. No éramos tan caretas para la hora de definir, por lo cual, la mentira generacional de las mujeres, tenía relación con "cuando perdiste la virginidad". En cuanto a la biblia y el lavaje de cerebro que se hizo extensivo a muchas generaciones de mujeres, aún se está pagando, y de a poco, tomando alguna consciencia. Pero ese tema tiene más aristas y aquí, en lo general, se puede encontrar una guia: el principio femenino fué deformado en su naturaleza por un patriarcado de centurias, al menos en occidente. Ya habrá ocasión para más articulos. Por ahora, es cosa de balance, energía y pasivo/activo.

    ResponderEliminar
  11. Sí, me quería matar, lo tiré sin darme cuenta, obvio, tiré lo que tenía en la mano, y... era el Dupont!...;hasta el día de hoy lo lloro. No, no era que para levantarse una mina había necesariamente que tener un Dupont; pero digamos que no era lo mismo tener un encendedor cualunque; que sacar a relucir un Dupont para encenderle el Virginia Slims a una mina, qué sé yo... Pero aparte de eso, estaba lo del "ruidito"... encender un faso con un Dupont, y que todos escuchen el ruidito de cuando le cerrabas la tapa (que es inconfundible), era... sublime! jajaja No, ahora fuera de joda, hay cosas que tienen una magia especial, soy un convencido de eso; y un Dupont la tiene, así como la tiene un reloj Girard Perregaux (el viejito Solano Lima, un caballerazo, lucía uno en esu muñeca, me acuerdo como si fuera hoy; yo se lo miraba embobado... uy!, "embobado" me salió, justito p'al bobo, el reloj, flor de relos jajaja); o manejar... qué auto te puedo decir... un Porsche por ejemplo... Son cosas que no necesariamente tienen que ver con el careteo (que desde ya, sí mucho boludo suelto usaba y usa para caretear); sino también con el disfrute de una calidad excelsa.

    ResponderEliminar
  12. Para no descarrilar, volviendo al andarivel, que creo este post tenía, puede suceder que lo haya leído o malinterpretado, who nose ??, me quedó claro, a través del tiempo, que fuí llevado de las narices, en todas las etapas de mi vida, en todos los estados, soltero, de novio casado, de levante, etc., siempre de las narices, viendo esos ojos tristes que deambulaban como el caballo de calesita, sin destino.

    Hay quienes nacen con la cualidad de "construir" y otros de "administrar y son escasos los ejemplos de poseedores de ambas cualidades, sin duda el constructor es el hombre y así nos vá y la administración, sea la mujer, por las razones que fuere, como metáfora, al construír ofrecemos el blanco perfecto al que apuntarle, se construyó mal o bien, sin términos medios, con la administración, la multiplicidad de variables es cuasi infinita y absolutamente puede culparse a mujer alguna, por errores en la administración, esto es, nosotros somos el blanco y Uds., apretan el gatillo.

    Esta claro que todas las mujeres no son iguales, la mujer Brasileña tiene tal dominio de sí misma, que puede ser tu pareja por años y jamás serás su dueño, es una mina muy librepensadora, no muy culta, pero independentista desde los primeros balbuceos, la Argentina o porteña, mejor dicho, era decididamente insoportable !!, creo que no las banca ni Mahatma Gandhi, eran un rulo de ideas sin proceso de racionalización alguno, sin los porqué de esos cambios de ánimo, definitivamente insoportables y no es un problema de "machismo", es de saturación, de mi mujer ni hablar, pero escuchar a mis hijas, cosa que raramente hago,me llevan de la Antártida a Nueva York, sin razón aparente, son capaces de cruzar el Himalaya por el camino de Islamabad y preguntar a que hora comemos ??, o como me pasó en Machu Pichu, un tipo me pidió la hora !!, al estúpido que lo hizo, le pegué un alpargatazo y a la .........., le contesté que se apure, que se quedaban sin remis .............., estábamos en el Machu Pichu !!, en fin, será esta algunas de las razones por las cuales Dios no estuvo en los detalles de ayer ??.

    Creo que una de las razones por las cuales decidí viajar solo, cuando no era por algún laburo, lo hacía para tratar de entender, sin interrupciones, la vista fué el sentido al que más utilización le he dado, así es que viaje y mujer, nunca fueron de mi agrado, de hecho mi flia. se ha ido de vacaciones siempre, sin mi presencia, sonrisa al hombro, manito de despedida y bon voyage, cosa por la que he sido castigado, dando por descontado que la postura de los fondos para las vacaiones era "obligatorio" y acompañarlas "también", como eso no ocurría, ni ocurrirá jamás, culpable !!, me fuí, se me agotaron los ojos y el tema me quema neuronas que ya escasean, un beso y cariños : )

    Juank y el Dupont de laca negra, con las escriuras chinas en rojo !!, que hermosura, en fin.-

    ResponderEliminar
  13. Lo que vos decís de la mujer de Brasil, lo he escuchado pero de boca de hombres que han estado allá por un tiempo, y que han venido deslumbrados sobre todo, por las luces de Río, y las carrozas. Lástima!. Que bueno hubiese sido que, teniendo la solución en la palma de la mano para tener una relación feliz, se hubiesen casado, emparejado, juntado o lo que sea, con una mujer de dicho país!. Pero claro, no estoy tan segura de que la idealización que se tenga al respecto, (idealización en tanto que queda algo en forma de idea inconclusa), pueda sobrevivir a la prueba de la realidad concreta; allí donde la cosa normalmente,tiende a naufragar. Toda ilusión muere cuando se convierte en realidad tangible y palpable en el día a día, y esto es siempre sin distinción de horas locales. De hecho, a quienes han "importado" a alguna muchacha del país del país hermano o han emigrado en búsqueda de una mujer sexualmente liberada, a la hora de establecerse y forma familia, les ha ido muy parecido a los que se quedaron con alguna nacional. Quizá no tenga que ver la cosa con banderas ni territorios, sino con algún concepto que se encuentra en la base de uno mismo; o tal vez se relacione con la necesidad de idealizar tiempos y lugares que no habiendo constituído parte del cotidiano, queden como la época de oro que nos da posibilidad de pensar en el tesoro al final del arcoiris, mientras uno vive de una forma que no gusta. Todas las cosas que quedan como "ideas", entronizadas por no haberse llevado a la práctica, nos sirven de "dios", de "podría haber sido si...". Como te dije en un principio, cada uno construye teorías de acuerdo con el lente que se pone para mirar la vida. Pero aquí me detengo...
    Nunca es tarde. Sin embargo, hay que saber que cuando uno se decide a traer algo a la realidad, se arriesga a que los hechos lo contradigan todo.

    ResponderEliminar
  14. Uh!, el Dupont de laca china, fineza total... Tenía un amigo, el Flaco Bisson que tenía uno...
    Y... qué sé yo... Por ahí habría que prescindir de los roles al recordar el pasado, se me ocurre...; y repensar los roles del presente. Yo nunca me puse a pensar detenidamente en cuando me sentí llevado de las narices, o en cuándo me reprocharon tratar de llevar de las narices yo (y seguramente habré incurrido en ambas cosas, sin quererlo, porque la verdad es que por supuesto a ninguno nos debe gustar que nos lleven de las narices, y particularmente tampoco traté -por lo menos de manera consciente, adrede- de llevar de las narices a nadie). En lo que respecta al presente, particularmente (y no digo de ningún modo que eso sea lo correcto o la mejor receta) prefiero que mi mujer sea todo eso que representa el hemisferio derecho; y ser yo lo que representa el izquierdo; pero a la vez también quiero que cuando flaqueo y siento que todo se me desploma o me descubro amenazado (sea que la amenaza fuera efectiva y real o que sólo esté en mis sentidos); acierte a contemerme. Porque los hombres flaqueamos (y mucho)... bah, "los hombres" dije; cuando tal vez debería haber puesto "YO FLAQUEO" , pues no hay que generalizar...
    Es complicado el asunto; pero que es lindo que los roles sean distintos... ES LINDO!!! ¿No?

    ResponderEliminar
  15. Aclaración, por fuera del contexto, todo es posible, yo pasé mucho tiempo en Río, más que en algún otro lugar, tuve una pareja Carioca, siempre dentro del estadío que ya te escribi "que amé", lo que pudiera haber sido, por fuera del contexto que le dió origen y ........ que se yo, pero esas no son las partes que uno pueda racionalizar, hay hombres felices viviendo en Paraguay, precisamente, porque no hay hombres, los últimos quedaron tirados en la Batalla de Cerro Corá, por llamarla "Batalla".

    Es decir, partiendo de la base del medio ambiente carioca, las personalidades se amoldan, tanto como su educación, al ambiente en donde se desarrollan, además mi llegada a Río coincidió con el comienzo de los cambios, el final de una época, por ejemplificarlo, el hotel alojamiento era la playa, cada 10/20 mts., tenías parejas imbuídas en lo suyo, no en el de enfrente, no hacía mucho tiempo que se formaban como parte de una Nación en auge, no todos estaban "instruídos", lo cual hay que contabilizarlo como a favor, es decir, por mi forma de razonar, prefiero la cosa "tangible", la que puedo ver y tocar y la razón por la cual no pensé en casarme, bueno, era muy joven, la diferencia patrimonial era kilométrica, ella era hija de un miembro del Directorio de la Banca Bamerindus y su estilo de vida, me resultaba imposible de solventar, como fuere y lo precedente escrito desde el hoy, los resultados, algunas veces los veo, porque "La Polski" se compró (ella o el padre ??) una pequeña extensión de tierra cordillerana, en donde se dedica a la siembra, cosecha y producción de frutos rojos, como la frambuesa, etc., así es que parcialmente, una vez por año, me llama y salimos a cenar, de la misma manera que si algo me llevara a Río, la llamaría.

    Cuando lo escribí, el post anterior, lo que puse en evidencia, desde mi lugar, era la complejidad del esquema que montado en ello, la mujer porteña, tenía, como imagen, de sí misma, que no era mucho ni muy culta, pero que la carrera la habían ganado, en la batalla de los sexos, simplemente noté y me molestaba que con el triunfo en mano, preguntaran, por citar un ej., que película querés ver mi amor ....... : [

    Esto es y finalizo que hoy deciden que hacen con mi vista, con el dominio en la mano, ***querían arrancar de nuevo***, es loco pensar que haciendo lo mismo, se obtienen distintos resultados (A. Einstein), eso quizás es lo que me terminaba por enfrentar con la estupidez reinante, es como el desequilibrio que se produce en entrar a la casa de una mujer combatiba y exitosa y solo tener en la mesa ratona, revistas Hola u otra basura similar.

    No sé si se entiende, la vista no acompaña, si seguro, no existió intención de menoscabar, pero reitero, con la correa y el perro, preguntarle que película querría ver ????

    En mis años jóvenes solía llevar a las minas, por puro divertimento a ver "Doña Flor y sus Dos maridos", invariablemente a la salida y mientras cenábamos o tomábamos una copa, con cara de boludo les preguntaba, "como se llamaba el esposo de Doña Flor" ??, ninguna supo contestarmelo, pero todas, ***invariablemente "todas"***, sabían que el amante era "Vadinho".

    A buen entendedor, pocas palabras : )

    Me voy para el Retinólogo, sino escucho algo posible y coherente, basta para mí.

    Un beso y cariños : )

    Posdata: Las disculpas de existir por los errores ortográficos, "Es lo que hay".-

    ResponderEliminar
  16. SUERTEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!!!!!!!!!!!. Esperamos tus novedades!. Y sí, se entendió y con pocas palabras. Sin embargo, el famoso "Gordi", "Mi amor", o "cosita", fué utilizado por ambos géneros para no pisarse las corneadas. Sólo que está en uno no trampearse. Y te aseguro que sé de qué hablás: no soy partidaria del matrimonio en la juventud, pienso que la vida es larga y que uno sabe lo que quiere recién pasados los 40; es decir, cuando ya te llaman "cuarentona", "veterana" y demás. Sin embargo, me encontré con Juan Carlos, y no es el nombre de mi amante. Siempre se puede. La cosa es no perder el rumbo y ser testarud@. Cuando vuelvas, avisá como te fué. Por mail, por donde quieras!!!!!!!!!. Un cariño grande, Marcelo!

    ResponderEliminar
  17. Cuando vuelvas del retinólogo, avisanos, que te llamamos al celu. Abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Estoy bien, mañana por la tarde, vía email te cuento

    Un abrazo y cariños

    ResponderEliminar
  19. Buenos días. La mujer se hizo, cedió al machismo imperante.
    Ser feminista es ser machista. Defiende ideales que ella misma se quitó con el tiempo.
    Besos

    ResponderEliminar