domingo, 29 de enero de 2012

DEBAJO DE MI SOMBRERO Y POR ENCIMA DE MI CUELLO
















Podrás ser observador de mi cáscara, de mis oropeles o del brillo de mi blasón; e incluso en mis palabras no hallarás más significados que aquellos que sólo en tu mente, encuentren alguna coherencia. 
Por ello, debajo de mi sombrero y por encima de mi cuello, existe un reino fuera de este reino, al que sólo se puede acceder cuando se rompe el castillo que nos sostiene, el árbol que nos ata a la tierra y la persona que fuimos hasta hace un segundo atrás.

Lic. Gabriela Borraccetti
Psicóloga Clínica

No hay comentarios:

Publicar un comentario